Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 23 de Agosto de 2019

Otras localidades

Manifestación masiva contra Ban Ki-Moon en Rabat

Miles de marroquíes participaron en la manifestación contra las "declaraciones sesgadas" de Ban Ki-Moon y reclamaron la territorialidad del Sáhara Occidental esta mañana en Rabat

Manifestación masiva contra Ban Ki-Moon en Rabat. /

Desde primera hora de la mañana miles de ciudadanos de diferentes regiones del país se concentraron en el centro de Rabat, en los alrededores del Parlamento, procedentes de Bab Chellah, una de las puertas de la medina donde comenzó la manifestación convocada por partidos políticos, sindicados y asociaciones civiles.

Un helicóptero sobrevoló la avenida Mohamed V repleta de marroquíes con banderines, banderas de Marruecos, fotografías del Rey Mohamed VI y pancartas denunciando la "no neutralidad" o "parcialidad" de Ban Ki-Moon, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), tras su visita el fin de semana pasado a los campos de refugiados saharauis en Argelia y los territorios liberados, gobernador por el Frente Polisario.

La cantidad de gente y los eslóganes patrióticos recordaban a Driss, que regenta un hotel en Marrakech, la Marcha Verde de 1975. En declaraciones a la Cadena SER, defendió que "todo el mundo se ha reunido aquí como en la Marcha Verde de 1975. Todos juntos contra Ban Ki-Moon que se fue a Argelia. Si viene aquí todos los marroquíes le van a pegar porque dice que el Sáhara no es marroquí. Hace mucho tiempo que tenemos el Sáhara aquí en Marruecos, no en Argelia. Lo hemos recuperado y ahora no lo podemos perder".

Este ciudadano ha viajado esta madrugada en un autocar desde Marrakech para asistir a la manifestación porque "la Administración ha puesto a disposición de los ciudadanos facilidades de transporte para poder llegar a Rabat y reclamar el Sáhara", precisó a la SER el representante de los funcionarios del ayuntamiento de Tánger.

"Nuestro Sáhara, nuestro rey", "Viva el rey", "Ban Ki-Moon es un peligro", "Sahara marroquí y seguirá siendo", clamaron los manifestantes bajo la estela de un dron que tomaba fotografías. Un camión con un cartel del rey Mohamed VI desfiló por la manifestación reproduciendo el himno nacional que los marroquíes entonaban a su paso.

En las pancartas alzadas por los ciudadanos se podían leer igualmente consignas contra el secretario general de la ONU: "Ban Ki-Moon es un traidor", "Ban Ki-Moon es división, Marruecos no puede ser dividida", "No a la mediación parcial" o "Ban Ki-Moon pone en peligro el proceso de la ONU".

También hay asociaciones detractoras de la territorialidad marroquí que consideran que esta protesta "no beneficia a nadie y no llegará a ningún sitio fuera del país", como explicó a Cadena SER Said Chramti, presidente de la asociación Gran Rif de Derechos Humanos. Este activista denunció ayer en conversación telefónica, "no vamos a apoyar que el Gobierno marroquí se aproveche de las riquezas del Sáhara para compartirlas con Estados Unidos, Rusia y los países europeos. Primero habrá que repartir entre el pueblo marroquí, incluido el Polisario, marroquíes en la oposición, que sí quieren la independencia pero que para mí son marroquíes, tienen derecho a beneficiarse de estas riquezas".

El partido islamista Justicia y Caridad, no reconocido por no considerar al rey Mohamed VI comendador de los creyentes pero con una mayor capacidad de movilización que el partido en el Gobierno, tampoco estuvo presenté en la marcha. En un comunicado enviado hoy mismo declaró que "el impacto de este tipo de protestas sigue siendo limitado y marginal", y considera que "es una manera de esconder la incapacidad de los dirigentes para negociar".

A Ban Ki-Moon le reprochan no solo falta de neutralidad y objetividad, sino también "signos simbólicos peligrosos", como el hecho de aparecer en fotos con la "bandera del enemigo", el signo de la victoria al bajarse del avión en Argelia y su presencia al lado de los líderes del Frente Polisario.

El ministro de Asuntos Exteriores, Salaheddine Mezouar, presente en la protesta de Rabat, destacó que esta actuación de Ban Ki-Moon "vulnera el principio de imparcialidad de las Naciones Unidas y el derecho internacional, y tiene implicaciones para la posición de Marruecos que se verán en las próximas semanas".

Christopher Ross, el enviado personal del Secretario de la ONU para temas del Sáhara, no tiene claro que vaya a viajar a Marruecos este mes, como tenía previsto. Está a la espera de la decisión de Marruecos, que no permitió a Ban Ki-Moon que visitará el país ni el Sáhara Occidental en este último viaje alegando que el rey Mohamed VI no podía recibirle por temas de agenda, ya que estaría en un viaje en Francia en ese momento.

Ayer, los miembros de las dos cámaras, de representantes y de consejeros, expresaron también su rechazo unánime a "las posiciones parciales e irresponsables, y a las palabras provocadoras" del secretario general de la ONU. Las autoridades marroquíes recordaron que entre 2008 y 2013 Christopher Ross celebró nueve reuniones informales con las partes que "no dieron ningún resultado".

Mezouar considera que estos acontecimientos se producen después de la iniciativa real para poner en marcha el Plan de Regionalización en las provincias del sur, como Marruecos denomina al Sáhara Occidental. Y desde el Gobierno esperan "una campaña feroz contra Marruecos, que continuará día a día".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?