Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 22 de Enero de 2020

Otras localidades

El financiador del PP de Camps arrebató contratos a la Gürtel en Fitur

  • La maraña de sociedades de José Adolfo Vedri también logró usurpar contratos a la Gürtel en Fitur, uno de sus mercados estrella
  • En 2006, cinco empresas del 'financiador' del PP consiguieron 14 contrataciones en la feria por 125.684,43 euros
  • El favor del Consell de Camps a las empresas de Vedri provocó las quejas de la Gürtel

El expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps, en 2014 / ()

El peso del financiador José Adolfo Vedri en el Consell de Francisco Camps era tal que incluso usurpó contratos a la mismísima Gürtel en el que consideraban su mercado exclusivo: Fitur. En 2006, cuando El Bigotes obtuvo la concesión en la Feria Internacional de Turismo de Madrid por la que se sienta en el banquillo, José Adolfo Vedri consiguió 14 contrataciones en el evento a través de cinco de sus empresas, por las que el Gobierno de Camps pagó 125.684,43 euros, según la documentación del caso a la que ha tenido acceso la Cadena SER.

El propio Bigotes llegó a quejarse al PP de la cantidad de concesiones que estaban obteniendo las firmas de Vedri, que trabajaban el mismo mercado de eventos y comunicación que la Gürtel, tal y como consta en el sumario de este procedimiento.

Las consejerías y organismos públicos del Gobierno valenciano que contrataron a las firmas de Vedri para Fitur 2006 fueron Presidencia, Bienestar Social y Medio Ambiente, además de la Ciudad de las Artes y las Ciencias SA (CACSA), y la Ciudad de la Luz de Alicante. Las sociedades de José Adolfo Vedri involucradas en aquel acto fueron Process Color, EE. Marketing, WIC, Vía Libre y LaGráfica.

El financiador Vedri obtuvo contratos amañados por 30 millones de euros de empresas públicas de la Generalitat como CACSA, la Ciudad de la Luz, o el IVAM, las diputaciones de Valencia y Alicante, el ayuntamiento de la capital del Turia y de 11 consejerías distintas. A cambio, supuestamente concedía un porcentaje de cada adjudicación, que acababa en las cajas b del Partido Popular. La consejería que más contrató a Vedri fue Presidencia en época de Camps, pero las adjudicaciones bajo sospecha ya arrancan con Zaplana, a partir de 1999, como la adjudicación de una campaña del SIDA por 280.000 euros por el procedimiento de urgencia. Zaplana ha asegurado a la SER que no era consciente de que su gobierno contratara a Vedri, y niega que en su época existiera financiación ilegal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?