Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 03 de Abril de 2020

Otras localidades

Charlotte

La Policía descarta imponer un toque de queda, pero endurecerá las medidas

El jefe de policía descarta que se vaya a imponer un toque de queda, aunque las autoridades

Cuentan, que esta noche contarán con nuevos refuerzos para evitar los incidentes y una nueva estrategia más severa

Manifestantes se encaran a policías antidisturbios con los brazos en alto durante unos disturbios en Charlotte en Carolina del Norte (Estados Unidos). / CAITLIN PENNA (EFE)

Las autoridades de Charlotte (EE.UU.) alertaron este jueves de que actuarán de manera más "proactiva" para evitar que se repitan los disturbios que se han sucedido en la ciudad de Carolina del Norte en las últimas dos noches por la muerte de un negro a manos de la Policía local.

La Policía descarta imponer un toque de queda, pero endurecerá las medidas / Decretado el estado de emergencia en Charlotte tras dos noches de violencia racial / ATLAS

En conferencia de prensa, la alcaldesa, Jennifer Roberts, y el jefe de Policía, Kerr Putney, indicaron que esta noche contarán con nuevos refuerzos para evitar los incidentes violentos, incluida la Guardia Nacional, que se desplegará en la ciudad en las próximas horas.

Además utilizarán una nueva estrategia más severa para proteger los inmuebles e impedir desmanes como los que ayer acabaron con 44 detenidos y nueve civiles heridos, uno de ellos en estado "crítico" tras recibir un disparo, caso que siguen investigando.

La Guardia Nacional, así como agentes de la Patrulla de Tráfico estatal, será desplegada después que el gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory, declarase el estado de emergencia en la ciudad.

Putney descartó que se vaya a imponer un toque de queda en la ciudad, aunque las autoridades reconocieron que es una medida que todavía sigue sobre la mesa.

"Actuaremos de acuerdo a las circunstancias"

El jefe policial indicó que por el momento no tienen previsto publicar las imágenes tomadas por las cámaras de vídeo personales instaladas en los uniformes de los agentes envueltos en el tiroteo para no comprometer la investigación, pero que sí las mostrarán a los familiares de la víctima, Keith Lamont Scott.

El fallecido fue abatido este martes después de que, según la versión policial, fuese obligado a tirar el arma que portaba cuando salió del vehículo en el que esperaba a que su hijo regresase de la escuela.

Putney indicó que en las imágenes no se puede ver a Scott apuntando con un arma a ninguno de los agentes, aunque durante estos días afirmó que sí estaba en posesión de una en el momento del suceso.

La violenta protesta de anoche, explicó la alcaldesa, arrancó después de que personas se sumasen a una vigilia que se había mantenido "pacífica" hasta el momento y comenzaron a bloquear calles.

Por ello, Roberts pidió que las protestas a partir de ahora sean pacíficas para que así la ciudad pueda retomar la calma, después de que el centro de la urbe se convirtiese este miércoles por segunda noche consecutiva en una batalla campal entre policías y manifestantes.

La policía utilizó nuevamente gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, a los que supuestamente pertenecía la persona que fue herida de bala y trasladada a un hospital en condición crítica.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?