Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Samsung deja de vender el Galaxy Note 7 tras las nuevas explosiones

La empresa pide a todos aquellos que hayan adquirido el dispositivo que lo apaguen y no vuelvan a encenderlo

La empresa surcoreana Samsung Electronics ha decidido dejar de fabricar el Galaxy Note 7 tan solo unas horas después de congelar la producción por los nuevos casos de quema de baterías.

Samsung ha confirmado, mediante un breve comunicado, que han decidido para la producción del Galaxy Note 7: "Recientemente, hemos reajustado los volúmenes de producción para permitir una investigación exhaustiva y un control de calidad, pero poniendo la seguridad del consumidor como nuestra prioridad número uno, hemos llegado a la decisión final de detener la producción del Galaxy Note 7".

Representantes de Samsung España han confirmado a Cadena SER que el próximo smartphone tendrá otra denominación: "El Galaxy Note 7 ha muerto en toda la cadena, desde la fabricación a la distribución final. El próximo smartphone tendrá ya otra denominación".

Mediante un comunicado, Samsung pedía ayer a todos los consumidores que contaban con uno de estos dispositivos, que apagaran los teléfonos móviles para evitar nuevos incidentes.

La nueva versión de Galaxy Note 7 comenzó a venderse el 19 de septiembre y desde entonces se han registrado ocho casos de incendio en distintos terminales.

Samsung pierde 15.200 millones en Bolsa

Este martes, las acciones de Samsung Electronics en la Bolsa de Seúl han caído un 8 por ciento antes de conocerse la noticia de que dejaban de fabricar el Samsung Galaxy Note 7, lo que ha provocado la pérdida de 15.200 millones de dólares a la empresa surcoreana.

De ser el gran candidato a convertirse en el Android del año a terminar siendo retirado del mercado tras los problemas en su baterías que han provocado que muchos terminales se hayan incendiado por sobrecalentamiento.

Salió a la venta el 19 de agosto

El terminal de Samsung salío a la venta el pasado 19 de agosto. Hasta una treintena de explosiones provocaron que el 2 de septiembre la empresa decidiera paralizar la venta del terminal para trabajar en nuevo diseño que evitara nuevas explosiones. Mientras tanto, Samsung pidió a todos los usuarios de un Galaxy Note 7 que lo apagaran para evitar nuevas explosiones.

Un mes más tarde, el 19 de septiembre, la empresa volvía a poner a la venta el mejorado Galaxy Note 7. Sin embargo, los casos de móviles explosivos han continuado durante los últimos días, siendo el caso del incendio de un Galaxy Note 7 en un avión el más conocido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?