Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Austria vota

Los ciudadanos austriacos deciden entre la extrema derecha, aunque aquí a al candidato ultra le llaman de 'derecha' a secas, y el candidato liberal independiente, antiguo líder de los verdes

Cobertura especial de la SER en Austria. /

Más de seis millones de austriacos están llamados a las urnas este domingo en unos colegios electorales que llevan abiertos desde las siete de la mañana y lo harán estarán hasta las cinco de la tarde, algunos hasta las seis.

Es una jornada normal, en unas elecciones que no tendrían que haber causado tanto revuelo, las presidenciales. Y es que aquí, en Austria, el presidente al menos hasta ahora, tenía una función meramente representativa. Nos decía Adele, una votante del distrito uno de la capital que "el presidente ha sido un poco como el gran padre de la nación austriaca, no se metía en el día a día de la política y estaba un poco como supervisor y gran consejero. Ahora no sé si van a cambiar las cosas, yo no desearía que cambiarán al menos a nivel de presidente".

Con tres grados bajo cero, no es que el tiempo ayude mucho a salir a la calle. Un interventor del este colegio nos ha dicho que la cosa se suele animar a partir de mediodía. Los austriacos suelen comer fuera el domingo y aprovechan ya que salen para, al regreso, parar en su centro de votación a depositar su voto.

Hemos visto a jóvenes con sus perros, que no han tenido reparos en confesar que han votado por Hofer, cuarentones bien vestidos que justificaban su voto a Van der Beller por la zona donde nos encontramos de mayoría liberal. Y señores ya de cierta edad, con un inglés impecable y mucha educación, que nos han señalado su intención de voto para el viejo profesor, muy admirado entre este sector de población independientemente de sus ideas políticas.

Flock, un austriaco de 30 años, dice que él nunca ha votado a los verdes en unas elecciones gubernamentales, pero sí lo ha hecho a Van der Beller en unas presidenciales y ahora lo ha vuelto a hacer. Los austriacos suelen estar bien informados de la vida política en este país, y la mayoría nos dicen detestar ser el foco de atención de Europa por estos comicios, que a fin de cuentas y como dicen ellos, tienen poco contenido político pero mucha repercusión real.

Si ganara Hofer, el ultraderechista, lo lógico sería que se adelantarán las elecciones de la actual coalición de gobierno de socialistas y demócrata-cristianos que lleva gobernando en alternancia o en coalición en este país desde hace 70 años. Si se adelantan las elecciones, su partido podría marcar la diferencia en unas legislativas y ahí si habría un problema serio. Un partido ultraderechistas en el gobierno capaz de hacer leyes sería un auténtico quebradero de cabeza para Europa, y eso si siguen dentro de la Unión Europea, porque Hofer ya ha dejado caer, que no descarta convocar un referéndum tipo 'Brexit' para consultárselo a los austriacos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?