Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 30 de Mayo de 2020

Otras localidades

Audiencia Nacional

La Audiencia juzga por primera vez a un español por delitos de lesa humanidad

Se trata del exministro de Interior de Guatemala, Carlos Vielmann, por haber ordenado presuntamente la comisión de 8 asesinatos entre 2005 y 2006 para "depurar las cárceles en Guatemala" de las que era responsable

El exministro del Interior de Guatemala, Carlos Vielmann.

El exministro del Interior de Guatemala, Carlos Vielmann. / EFE/Fernando Alvarado

La Fiscalía pide 160 años de prisión para el exministro acusado de autorizar y supervisar la ejecución de ocho presos que se amotinaron o intentaron la fuga en dos cárceles del país centroamericano.

A pesar de las restricciones que impone la nueva ley de Jurisdicción Universal, el caso Vielmann cumple con los requisitos para ser enjuiciado ya que el expolítico guatemalteco tiene nacionalidad española desde 2010 cuando llego nuestro país mientras comenzaban las investigaciones de estos asesinatos en los tribunales de Guatemala. La única condena por delitos de lesa humanidad en España se produjo contra el ex capitán argentino Adolfo Scilingo, condenado en 2007 a más de mil años de cárcel.

El país centroamericano renunció a llevarle ante los tribunales por “la falta de garantías que suponía realizar un juicio justo”, según reconocen los letrados de la acusación.

Aun así, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, que desde 2006 trabaja para limpiar las instituciones del país centroamericano, acabó denunciándole en la Audiencia Nacional.

La Fiscalía pide para Vielmann un total de 160 años de prisión, 20 años por cada uno de los asesinatos, además de la inhabilitación absoluta con el límite de cumplimiento de 40 años. Asimismo, el exministro deberá indemnizar en 300.000 euros a los familiares de cada uno de los fallecidos.

Delito español cometido en el extranjero y lesa humanidad

En noviembre de 2013, el juez Javier Gómez Bermúdez decidió sentar en el banquillo a Vielmann al considerarlo autor de la creación de una "estructura criminal parapolicial" y "un cuerpo clandestino del seguridad dentro del propio Ministerio de Gobernación", equivalente al de Interior, para "ejecutar extrajudicialmente" a los reclusos. Vielmann " participo en la cadena de hechos que determinaron el fallecimiento, en trágicas circunstancias del fugado de la cárcel conocida como 'El Infiernito' y de los siete penados que aparecieron muertos después del asalto a la cárcel de Pavón".

 Decidieron matarlos

El escrito del Ministerio Público relata que Vielmann, diseñó el denominado 'plan Gavilán' para la "búsqueda y recaptura" de 19 reclusos fugados en octubre de 2005 de la cárcel de Máxima Seguridad, conocida como 'El Infiernito' y decidieron que tras la captura de los fugados, éstos no sería entregados a las autoridades penitenciarias, como estipulaba el 'plan Gavilán, sino que serían puestos a disposición del equipo policial para "matarlos". En esta operación, el prófugo Edwin Santacruz Rodríguez, apareció muerto.

 En el mes de junio de 2006, el procesado diseñó otra operación para retomar el control de la cárcel Granja Modelo de Rehabilitación 'Pavón', ubicada en Fraijanes. Según el fiscal, en esta ocasión el denominado 'plan Pavo Real' tenía un objetivo "paralelo y oculto: causar la muerte a los reos que lideraban la población privada de libertad".

Vestidos después de tiroteados

Entre los informes policiales recogidos aparecen evidencias de que los cuerpos de las víctimas fueron tiroteados aunque sus trajes y ropas no presentaban ningún agujero de proyectiles.

En los dos casos Vielmann dio la versión oficial de que los prófugos trataban de huir y murieron tras un enfrentamiento armado con la policía.

El exministro guatemalteco fue detenido el 13 de octubre de 2010 en Madrid aunque quedó libre el 23 de noviembre después de que la Corte de Constitucionalidad (CC) de Guatemala no ejecutara la petición de extradición que había formulado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?