Sábado, 05 de Diciembre de 2020

Otras localidades

YIHADISMO

El juez Pedraz interrogará a los tres presuntos miembros que quedan en libertad de la célula desarticulada en Madrid

Hay dos personas en prisión acusadas de enaltecimiento del terrorismo que se declararon inocentes ante el juez señalando que un confidente les engañó

Una de las entradas a la Audiencia Nacional en Madrid.

Una de las entradas a la Audiencia Nacional en Madrid. / EFE

El juez Santiago Pedraz va a tomar declaración el próximo miércoles 18 de enero a los tres presuntos integrantes que han quedado en libertad de la célula yihadista desarticulada en Madrid a finales de diciembre.

Los tres van a ser interrogados en calidad de imputados. Dos de ellos son personas que celebraban reuniones y encuentros con los otros dos presuntos yihadistas que se encuentran en prisión acusados de enaltecimiento de terrorismo y de tenencia de depósito de armas de guerra.

La tercera persona a quien el juez va a interrogar es un supuesto confidente de la Policía Nacional a quien señalaron en su declaración las dos personas que están en prisión. Los dos presuntos yihadistas detenidos en Madrid hace ya dos semanas aseguraron ante la Policía Nacional y ante el juez Pedraz que "eran inocentes" y que un confidente de la policía les había "tendido una trampa" porque les había hecho posar con una bandera de Dáesh con la parafernalia propagandística habitual del grupo terrorista.

Ahora el juez Santiago Pedraz que es quien está llevando este caso quiere interrogarlos en calidad de imputados para cerrar cualquier fleco que puede quedar abierto en esta operación. Según el auto de registro que emitió el juez Pedraz para realizar las detenciones policiales estos dos presuntos yihadistas mantuvieron una reunión con un traficante de armas para adquirir armas automáticas por un valor de 6000 euros.

Sin embargo los dos detenidos aseguraron primero en sede policial y después en sede judicial que fue un colaborador de la policía quien les organizó un encuentro con un traficante a pesar de que ellos no tenían intención de comprar ningún tipo de armamento.

La operación policial que se desarrolló a finales de diciembre se aceleró según fuentes cercanas a esta investigación porque se encontró un video en el que estos dos presuntos yihadistas amenazaban con atentados en la capital con la misma escenografía que utiliza el grupo terrorista Dáesh.

En concreto según la descripción que hizo el juez Santiago Pedraz en su auto de entrada y registro hablaba de que en la cinta de video aparecía junto a los dos detenidos una bandera del grupo terrorista que se solapaba con imágenes utilizados en la parafernalia propagandística que utiliza Dáesh.

En su declaración judicial ante el juez Pedraz los detenidos dicen que participaron en el video pero que lo hicieron para divertirse y bailando. Otro asunto "turbio" de esta operación es el del presunto kalashnikov que el pasado miércoles encontró la Guardia Civil fragmentado y enterrado cerca del lugar donde la Brigada Provincial de Madrid hizo las detenciones.

El kalashnikov aparecía en el video que aceleró la operación pero nunca fue encontrado por la Policía Nacional. El pasado lunes el ministro del Interior, Juan Antonio Zoido, aseguró que el arma era simulada y hace dos días la Guardia Civil encontró piezas enterradas de un arma que podría ser la que aparece en el video.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?