Últimas noticias Hemeroteca

Un estudio demuestra que la música provoca el mismo efecto que las drogas en el cerebro

Escuchar música a más de 90 decibelios estimula el cerebro humano

¿No puedes parar de escuchar tus canciones favoritas allá donde vas? Un estudio científico llevado a cabo por los investigadores de la Universidad McGIll de Canadá ha demostrado que la música puede tener el mismo efecto que tienen las drogas en nuestro cerebro. La sensación que se tiene al empezar a escuchar los primeros acordes de una canción que nos gusta está causada por la liberación de opioides naturales, endorfinas, que provocan que las sensaciones placenteras se manifiesten.

Adiel Mallik, neurocientífico de la Universidad, junto a 21 estudiantes, hicieron un experimento en el que los participantes tuvieron que llevar dos canciones que realmente les gustaran y que “produjeran intensos sentimientos de placer para ellos, incluyendo la sensación de escalofríos”. La mitad de ellos tomaron naltrexona, droga que invierte los efectos de los opioides y reduce las emociones positivas y negativas, la otra mitad tomó placebo.

"La música induce de manera fiable sentimientos de placer"

Después de que los participantes escucharan sus canciones y fueran observados psicológicamente y fisiológicamente durante el proceso los investigadores se dieron cuenta de que se reducía el nivel de disfrute de manera destacada, con una mayor reducción en las canciones que los oyentes seleccionaron debido a que tenían mayores implicaciones sentimentales en ellos.

“Estudios preliminares han demostrado que escuchar o interpretar música modula los niveles de serotonina, epinefrina, dopamina, oxitocina y prolactina. La música puede inducir de manera fiable sentimientos de placer, y de hecho, la gente clasifica constantemente a la música como una de las diez primeras cosas en sus vidas que traen placer, por encima del dinero, la comida y el arte “, afirmaron los autores del estudio.

Daniel Levitin, psicólogo cognitivo y autor principal del estudio, afirma que “esta es la primera demostración de que los propios opioides del cerebro están directamente involucrados en el placer musical”.

Las endorfinas permiten disfrutar de las pequeñas cosas y los pequeños placeres de la vida. / Cadena Ser

Las moléculas de la felicidad

Las endorfinas permiten disfrutar de las pequeñas cosas y los pequeños placeres de la vida. La sensación de felicidad que se genera cuando pensamos en algo y sonreímos es provocada por estas moléculas y muchas personas presentan un nivel bajo de las mismas por diferentes causas: mala alimentación, genética, estrés, etc. Una de las soluciones para recuperar un nivel estable es comer alimentos que contengan un alto nivel de fenilalanina, ricos en proteínas como carne, huevos, pollo, pavo o pescado.

Estudios realizados por la Universidad de Manchester aseguran que cuando escuchamos música a más de 90 decibelios, una parte del oído interno estimula el cerebro para que libere endorfinas que provocan el sentimiento de placer y felicidad, al igual que ocurre cuando varias personas se juntan para cantar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?