Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

El Samsung Galaxy Note 7 plantea volver a las tiendas tras modificar sus baterías

La compañía surcoreana plantea vender los terminales retirados del mercado en países como India o Vietnam

Samsung plantea darle una nueva vida al Galaxy Note 7. / ()

Samsung planea minimizar los 7.000 millones de dólares en pérdidas que supuso la retirada de más de tres millones de unidades del Samsung Galaxy Note 7 del mercado a causa del problema de las baterías vendiendo este terminal a un precio más asequible en mercados emergentes como el indio o el vietnamita, tal y como asegura el medio coreano Hankyung.

Estos terminales serían reacondicionados, razón por la que llegarían a estos países por un precio más popular. El gran cambio que llevaría a cabo este teléfono móvil para volver a las tiendas sería la modificación de la batería, la gran responsable de los problemas de sobrecalentamiento en el pasado. En lugar de los 3.500 mAh de capacidad que tenía originalmente, el reacondicionado Galaxy Note 7 vendría con una batería limitada a 3.000 o 3.200 mAh para evita cualquier riesgo de seguridad.

Más de 2,5 millones de ejemplares buscan salida

Samsung decidió detener la producción de su teléfono Galaxy Note 7 tras los diversos casos de incendios de batería en sus terminales. A continuación, la empresa pidió, a los más de tres millones de personas que habían adquirido el terminal, que lo devolvieran con el objetivo de evitar nuevos incendios.

Gracias a ello, Samsung recuperó el 98 por ciento de todo el stock vendido del Galaxy Note 7, cerca de 2,7 millones de unidades. La empresa utilizó 200.000 unidades para detectar el error de sus baterías, por lo que, tras localizar el fallo, Samsung cuenta con una partida de 2,5 millones de unidades del Note 7 a la que le tiene que dar salida. 

No saldrá a la venta en Europa ni Estados Unidos

No obstante, este nuevo teléfono no saldrá a la venta en Europa ni Estados Unidos, donde la compañía surcoreana llegará el próximo 29 de marzo con el nuevo buque insignia de la compañía: el Samsung Galaxy S8. Desde Samsung son conscientes de que recuperar la credibilidad con el terminal es muy complicado tanto en Estados Unidos como en Europa, razón por la que han apostado por mercados emergentes.

La empresa plantea desembarcar en economías emergentes en los que tener un terminal de características como las que ofrece el Galaxy Note 7, considerado por muchos como uno de los más completos del mercado antes de su problema con las baterías, no está al alcance de todos los públicos. Gracias a esta medida, más personas podrían disfrutar de las características de este teléfono móvil.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?