Política
El final de ETA

Los partidos ante el desarme de ETA

PP, PSOE y Ciudadanos insisten en reclamar la disolución total de la banda terrorista sin contrapartidas políticas. Podemos reitera su demanda de que la política penitenciaria se aplique sin excepciones en materia de acercamiento de presos

El portavoz socialista, Antonio Hernando (2d), conversa con el portavoz de Ciudadanos, Miguel Ángel Gutiérrez (i), durante el pleno del Congreso / J.J. Guillén (EFE)

Madrid

Pendientes de la verificación total y rigurosa del desarme por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad, los partidos políticas aguardan los próximos pasos de ETA como la constatación de una derrota democrática que ha costado mucho sufrimiento y que debe conducir a la inmediata y total disolución de la banda terrorista.

Más información

“El reto es construir un relato en el que quede claro que el desarme no es una concesión de ETA ni supone un gesto generoso, que nadie pueda decir dentro de dos generaciones que aquí hubo una guerra con dos bandos y que los buenos acabaron siendo los que se desarman, porque eso sería convertir en héroes a los villanos”, señala, en declaraciones a la SER, el popular Javier Maroto que descarta ninguna contrapartida a la banda terrorista por parte del Estado. “Ningún cambio derivado de un movimiento de ETA, ninguna contraprestación, y ninguna negociación concesión. “Hacer lo contrario sería ir contra las víctimas y traicionar todo lo que ha funcionado bien en la lucha que ha permitido la derrota de ETA”, añade Maroto quien censura la actitud del partido socialista de Euskadi y del PNV por “hacerse la foto de la vergüenza” con Otegui el pasado miércoles suscribiendo junto con EH Bildu, Podemos e Izquierda Unida un manifiesto de apoyo al desarme de ETA, del que se descolgaron los populares. “Es muy importante que el PP no permita que se retuerza el relato de lo ocurrido en estos cuarenta años. Que desaparezcan, que pidan perdón, eso es lo que hay que exigir, es la postura de respeto y dignidad a las más de 800 personas asesinadas por la banda y a sus familias”

Para el socialista Antonio Hernando, de confirmarse en todos sus extremos el desarme es una noticia relevante pero que llega tarde y a la que debe seguir de inmediato la disolución de ETA. A partir de ese momento, el PSOE considera que se abre “un nuevo escenario cuya hoja de ruta corresponde diseñar al Gobierno, haciendo una política inteligente dentro de la ley y en colaboración con las fuerzas políticas del Congreso de los Diputados. Hernando garantiza para ese proceso la lealtad institucional que siempre ha marcado la actuación del PSOE en materia de política antiterrorista, con la vista puesta en las víctimas de ETA. El portavoz socialista no cree conveniente que se pueda interpretar que hay ninguna contrapartida por parte del Estado frente a lo que consideramos que “es la derrota del terrorismo y la victoria de los demócratas y de la sociedad española que ha resistido tantos años de horror”.

Podemos asiste al desarme de ETA como una buena noticia, “un paso importante en la línea de avanzar en la construcción de un proceso de paz y de convivencia que por otra parte ha empezado ya desde hace mucho tiempo en la sociedad vasca, con el respeto y reconocimiento a todas las víctimas y con la construcción de una memoria inclusiva”. Cree Irene Montero que “la responsabilidad del desarme ha sido siempre y es exclusiva de ETA y debe ser por tanto unilateral. Es necesario ahora verificar que se se realiza con todas las garantías y compete al gobierno y a todas las fuerzas políticas contribuir a facililtar el proceso para avanzar en la normalización de un proceso de paz en el que la sociedad vasca debe ser protagonista”. Podemos insiste en reclamar una aplicación sin excepciones de la política y legislación penitenciaria en materia de acercamiento de presos. “No es lo que lo digamos o lo pidamos ahora”, remarca Montero, “es que siempre lo hemos considerado y demandado así”.

Con prudencia, “ya que no es la primera vez que ETA hace anuncios engañosos”, Miguel Gutiérrez, de Ciudadanos, cree que si se confirma un desarme real y no meramente ficticio o propagandístico, “será un buen paso pero insuficiente”. ETA no sólo tiene que entregar las armas sino disolverse, pedir perdón a las víctimas y contribuir a esclarecer los crímenes que aún no están resueltos, porque hay muchas familias que aún están pendientes de poder llevar a la justicia a los responsables. España no le debe nada a la banda terrorista, salvo sufrimiento”, remacha Gutiérrez. Ciudadanos remarca su convencimiento de que a ETA no hay que darle nada porque nunca el Estado puede relacionarse en un plano de igualdad con una banda terrorista.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad