Política
DESAFÍO SOBERANISTA EN CATALUÑA

Puigdemont avisa en Madrid de que su compromiso con el reférendum es "inviolable"

"No somos ningún suflé, ni una enfermedad, ni fruto de ningún transtorno emocional", dice el president en su conferencia

Sin novedad en los argumentos pero con la carga simbólica de defender el referéndum en el centro de Madrid, Carles Puigdemont ha pronunciado su anunciada conferencia a favor de la consulta en Cataluña. El presidente de la Generalitat ha defendido en el Ayuntamiento de Madrid que el referéndum sobre la independencia no es fruto "de una enfermedad o un trastorno emocional". De hecho, mantiene que la consulta se va a celebrar sí o sí porque su compromiso "es inviolable". Si no es así, Puigdemont advierte que lo siguiente que negociarán con el Estado será la separación de Cataluña.

Más información

Convencido de que el Estado no tiene suficiente poder para impedir el referéndum, Puigdemont ha viajado a Madrid a hacer una última petición para pactarlo e insistir en que, con "diálogo" y "voluntad política", es posible llegar aún a una solución. Pero, en el fondo el president ha ido a decirle a Mariano Rajoy que, con o sin pacto, habrá referéndum. "Si no se articula una propuesta pactada por ausencia de voluntad del gobierno español, celebraremos el referéndum. Y será a partir de entonces cuando ofreceremos una nueva propuesta de negociación. Pero el objetivo ya no será celebrar un referéndum, sino invitar al Estado a implementar sus resultados".

El president reclama a Rajoy sentido de Estado y recuerda lo que hizo en su día Adolfo Suárez con el retorno de Tarradellas o la reinstauración de la Generalitat cuando las leyes todavía no contemplaban la institución. “La pregunta, la fecha, los requisitos de participación y su validación. Estamos ya sentados en la mesa de negociación y no nos levantaremos sin un acuerdo si hay voluntad sincera de llegar a él. La oferta de diálogo es permanente”, ha declarado

Puigdemont considera que ofrecerle ir al Congreso no es voluntad de negociar, es un simulacro. La oferta es permanente pero suena a ultimátum si Rajoy sigue enrocado. Entonces el president avisa de que la próxima mano tendida sería ya para negociar el divorcio. “El compromiso del Gobierno de Cataluña con su pueblo es democráticamente inviolable”, ha añadido. Sin concretar el formato, ha anunciado que inmediatamente hará llegar al gobierno español una última propuesta de pacto mientras ha criticado también que hasta ahora Rajoy solo haya propuesto querellas e inhabilitaciones, algo que ha añadido el vicepresidente Junqueras no hará que el Govern renuncie a su horizonte.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00