Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 24 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Sato se lleva las 500 millas de Indianápolis tras los abandonos de Alonso y Servià

El asturiano llegó a liderar la carrera pero tuvo que abandonar por problemas del motor a falta de 21 vueltas

Takuma Sato se echa la tradicional botella de leche por encima / ()

Takuma Sato se adjudicó la carrera de las 500 millas de Indianápolis. El japonés libró todos los incidentes de la carrera y demostró su manejo del volante en las últimas vueltas para imponerse a Helio Castroneves. Fernando Alonso rompió el motor a falta de 21 vueltas y Oriol Servià se vio envuelto en un accidente a falta de 17.

El comienzo de la carrera fue el tramo más bonito de la prueba. Durante las primeras 53 vueltas no se produjo ningún incidente y los aficionados del motor pudieron disfrutar de la velocidad de la carrera y de los adelantamientos sin inconvenientes.

Fernando Alonso no salió bien, pero en seguida se convirtió en el atractivo de la carrera. El asturiano pasaba a los rivales como si fueran conos. Hasta que en la vuelta 37 lideró por primera vez la carrera.

Las cuatro vueltas que acabaron con las opciones españolas de victoria

En escasos minutos tanto Fernando Alonso como Oriol Serviá abandonaron las 500 millas

Pero en estas pruebas automovilísticas todos saben que el comienzo no es lo más importante, la estrategia también cuenta, y por ello Oriol Servià se lo tomó con más calma. Por delante, Alonso iba alternando el liderazgo con otros pilotos.

La carrera estaba preciosa hasta que comenzaron los accidentes. Los choques y las roturas de motor provocaron que los parones se sucedieran y que la carrera se alargase. El primero de los incidentes, entre Scott Dixon y Jay Howard, fue tan espectacular que resulta increíble que ambos pilotos salieran ilesos.

Poco a poco las vueltas se iban sucediendo y la estrategia de Oriol Servià iba cobrando más sentido a ojos de los espectadores. A falta de 30 vueltas, tras una nueva rotura de motor, todos los pilotos aprovecharon para entrar a boxes. La carrera se decidiría en la pista, pues no pararían más.

Los españoles comenzaron a ganar posiciones, pero cuando todo parecía que podía llegarnos un alegrón, el motor Honda volvió a desilusionar a los españoles. Fernando Alonso tuvo que abandonar por problemas con su motor a falta de tan sólo 21 vueltas. Una lástima.

Y como se suele decir las desgracias nunca llegan solas. Cuatro vueltas después, Oriol Servià se vio envuelto en un accidente masivo de cuatro pilotos y también quedó fuera de carrera.

En las vueltas restantes, fue el japonés Takuma Sato el que terminó llevándose la carrera al aguantar en las últimas vueltas a Helio Castroneves.

Así fueron las 500 millas de Indianápolis

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?