Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 20 de Enero de 2020

Otras localidades

Cuatro décadas de gloria en el deporte español

Repasamos las grandes citas y los mayores éxitos deportivos que ha tenido el deporte español desde la llegada de la democracia

El rey Felipe VI fue el abanderado del equipo español en los Juegos Olímpicos de Barcelona '92. / ()

Mundial de España 1982. Tras la llegada de la democracia a España, el primer gran evento deportivo llegó relativamente rápido. España iba a organizar el Mundial de fútbol, posiblemente el segundo evento deportivo más importante del planeta, sólo por detrás de unos Juegos Olímpicos. Sin embargo, pese a la ilusión que generó esta oportunidad, la selección fracasó de manera rotunda.

Fue el primer Mundial que sobrepasó el centenar de inscritos -106-, y el primero que albergó a 24 selecciones en la Fase Final, para acoger países de África y Asia. España quedó emparejada en el grupo inicial con Irlanda del Norte, Honduras y Yugoslavia. La tragedia arrancó con un ramplón empate de penalti ante Honduras. Se ganó a Yugoslavia, pero sólo por 2-1 y con otra pena máxima mandada repetir tras fallar Ufarte en primera instancia, anotada por Juanito después. Frente a Irlanda del Norte se perdió por 1-0. Esto obligaba a ganar a Alemania e Inglaterra en la segunda fase, cosa que no ocurrió. El 2-1 ante los germanos y un empate a cero frente a los anglosajones dejaba a España fuera antes de tiempo, fracasando estrepitosamente.

Juegos Olímpicos Barcelona 92'. Con la inestimable ayuda de Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional entre 1980 y 2011, Barcelona era elegida para albergar y organizar el evento deportivo de más gloria: unos Juegos Olímpicos. 

España logró en aquella ocasión un total de 22 medallas: 13 de oro, 7 de plata y 2 de bronce, un récord que todavía no ha sido igualado, mucho menos superado. Destacan los oros de Fermín Cacho en los 1.500 metros, la presea dorada en fútbol masculino y hockey hierba femenino o el oro de Miriam Blasco en judo en la categoría de 56 kilos, entre otros. La plata de Peñalver en decatlón, los dobles femenino en tenis de Conchita y Arantxa o el bronce en salto con pértiga de Javier García Chico son algunas de las muchas medallas que cosechó nuestros deportistas aquel verano inolvidable.

El ciclo ganador de la selección española (2008-2012). Tras numerosos fracasos e intentos de conseguir la gloria, España encontró la eternidad con tres torneos seguidos campeonando: Eurocopa 2008, Mundial 2010 y Eurocopa 2012. Hasta entonces, sólo habíamos sumado la Eurocopa de 1964, en casa, frente a la Unión Soviética (2-1; Pareda 6' y Marcelino 84'; Jusaínov 8').

En 2008, España accedió a su ronda negra, los cuartos de final. Tras empatar a cero en los 120 minutos reglamentarios ante Italia, un gol de Cesc en la tanda de penaltis rompió un maleficio histórico. En las semifinales se pasó por encima de Rusia (3-0) y en final cayó Alemania con el histórico gol de Fernando Torres ganando la carrera a Philipp Lahm y batiendo a Jens Lehmann.

En Sudáfrica 2010, España partió como favorita por el gran juego desplegado en Autria y Suiza. Tras sufrir una inesperada derrota ante Suiza, España corregía el rumbo y se plantaba en la final tras ganar todos sus cruces por 1-0. Frente a Holanda y en la prórroga, un gol de Andrés Iniesta hizo a España abrazar la eternidad. Por último, la inercia ganadora llevó a la Roja a arrasar en Ucrania y Polonia 2012, humillando a Italia en la final con un contundente 4-0.

Mundial de baloncesto 2014. La generación de los júniors de oro, campeona en 1999 en Lisboa, había cosechado numerosos éxitos desde el Mundial de 2006 en Japón. Plata en el Eurobasket de 2007, otras dos más en los Juegos Olímpicos de 2008 y 2012, tres oros en Polonia '09, Lituania '11 y Francia '15 y dos bronces, en Río 2016 y el Eurobasket de 2013 en Eslovenia.

Con todo esto, España iba a ser la encargada de organizar el Mundial venidero. Pese a ser los máximos candidatos a jugar en la final contra Estados Unidos, España cayó en cuartos ante Francia 65-52, diciendo así adiós a una trilogía con Estados Unidos que tendría que esperar hasta los Juegos de Río.

Fórmula 1 y el fenómeno Alonso. En un país sin gran tradición automovilística, la explosión del asturiano Fernando Alonso como piloto de élite supuso un soplo de aire fresco para el deporte español. Sus Mundiales en 2005 y 2006 rompieron la barrera del éxito. El primero de sus campeonatos le valió el premio Príncipe de Asturias 2005.

Primer español en lograr el Mundial de esta disciplina. A lo largo de su carrera deportiva ha batido récords, muchos de ellos de precocidad. Por ejemplo, el del piloto más joven en ganar un Gran Premio (Hungría, 2003) en la historia de la Fórmula 1. También ostenta el honor de haber sido el piloto más joven en subir al podio y conseguir una pole, en este caso, en Malasia. Y, finalmente, se convirtió en el piloto más joven de todos los tiempos en conseguir el título mundial.

Miguel Indurain, un gigante a dos ruedas. A día de hoy, hasta siete españoles han sido capaces de ganar el Tour de FranciaFederico Martín Bahamontes (1959), Luis Ocaña (1973), Pedro Delgado (1988), Miguel Indurain (1991, 1992, 1993, 1994 y 1995), Óscar Pereiro (2006), Carlos Sastre (2008) y Alberto Contador (2007 y 2009).

Sin embargo, de todos estos privilegiados, un hombre destaca por encima de todos. Miguel Indurain Larraya, el extraterrestre de Villava. Cinco Tours de Francia (ganados de forma consecutiva), dos Giros de Italia, campeón del Mundo en Contrarreloj y oro olímpico en Atlanta 96' también en esta modalidad. Un personaje quizá poco valorado pero que, a día de hoy, ocupa el segundo lugar en el Olimpo del ciclismo, sólo superado por el eterno Eddy Merckx, ganador de cinco Tours, cinco Giros y una Vuelta a España.

Rafael Nadal, el deportista puro. Si con Indurain hablamos de un hito en el deporte individual, con Nadal descubrimos otra dimensión. Aquel joven nacido en Manacor pronto empezó a deslumbrar al mundo del tenis, llevando a España a la cima del tenis mundial.

15 títulos de Grand Slam, incluidos diez Roland Garros, récord absoluto de títulos de un tenista en un sólo torneo de gran índole, dos Wimbledon, dos Open de Estados Unidos y un Abierto de Australia. 30 Masters 1000, cuatro Copa Davis y dos oros olímpicos: individual en Pekín '08 y en dobles en Río '16, completando el codiciado Golden Slam. Representante de la Marca España, Nadal es un valor seguro para todos los jóvenes deportistas que quieren ser estrellas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?