Deportes
Real Madrid

La sequía amarga a Cristiano

El delantero portugués se ofuscó una noche más al no encontrar el gol ante el Eibar

Cristiano Ronaldo, ofuscado durante el partido ante el Eibar / Rodrigo Jiménez (EFE)

Madrid

El Madrid ganó casi sin despeinarse al equipo de Mendilibar en un partido más cerca del aburrimiento que de cualquier otra cosa. Zidane pobló el centro del campo de jugones y la cosa no terminó de funcionar aunque el triunfo nunca corrió peligro.

Con la victoria en el bolsillo la pelea de Ronaldo por romper su mala racha en Liga se convirtió en una especie de partido paralelo. El portugués vivió el choque en permanente estado de mosqueo porque su conexión con los compañeros en el último pase no aparecía y las pocas veces en las que tuvo oportunidad de rematar no estuvo fino.

Cristiano le pega una patada al aire, fruto de su frustración / Rodrigo Jiménez

El encuentro ante el Eibar fue la demostración más evidente de porqué Zidane se pone el primero del pelotón en la defensa de Benzema. Con el francés en el campo Cristiano se encuentra más cómodo y relaja hasta el gesto. Se entienden sin mirarse y los movimientos entre líneas de Karim facilitan mucho la vida al goleador portugués.

A Ronaldo le gusta terminar el 90% de las jugadas de ataque del equipo y la generosidad de Benzema mantiene el equilibrio. Al margen de debates, números y estadísticas la realidad es que CR7 no termina de encontrarse con la portería contraria y eso le lleva por la calle de la amargura.

Sigue con las mismas ganas, ambición y voracidad de siempre pero anda con el punto de mira desviado. Se solucionará seguro y Cristiano volverá a sonreír... y si es con Benzema al lado mucho mejor.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad