Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 02 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Más de 6,5 millones de estadounidenses pidieron el subsidio de paro la semana pasada
Investigación científica

Científicos chinos clonan los primeros monos con la técnica de la oveja Dolly

Científicos chinos han clonado los primeros primates utilizando la misma técnica que produjo la oveja Dolly hace dos décadas y han roto una barrera técnica que podría abrir la puerta a la clonación de seres humanos.

Zhong Zhong, uno de los monos clonados

Zhong Zhong, uno de los monos clonados / HANDOUT (REUTERS)

Se llaman “Zhong Zhong” y “Hua Hua”, son dos monos idénticos, nacieron hace ocho y seis semanas, respectivamente, y se han convertido en los primeros primates de la historia en ser clonados de una célula no embrionaria.

Es la primera vez que se consigue clonar a dos monos con esta técnica, llamada Transferencia Nuclear de Células Somáticas y que consiste en transferir el núcleo de una célula, que incluye su ADN, a un óvulo al que antes se le ha extraído el núcleo.

Sin embargo, los responsables de este avance, un equipo de investigadores del Instituto de Neurociencia de la Academia China de Ciencias, situada en Shanghai, han asegurado que su objetivo no es “clonar humanos”, sino poder investigar enfermedades o probar nuevos fármacos en unos animales genéticamente uniformes y muy próximos a nosotros.

Freno

"Hemos roto la barrera para poder clonar a seres humanos”, ha anunciado en una Muming Poo, el científico que ha supervisado este proyecto pionero-. “Pero no teremos la intención de aplicarlo a nuestra propia especie".

Desde que Dolly, el primer mamífero en ser clonado, nació en Escocia en 1996, los científicos en todo el mundo han utilizado esta técnica con éxito para clonar más de 20 especies (incluidas vacas, cerdos, perros, conejos y ratones), pero en primates siempre había fallado, hasta ahora.

Peligro

Sin embargo, según el estudio que publica la revista Cell, la tasa de éxitos fue extremadamente baja y la técnica funcionó sólo cuando los núcleos se transfirieron de células fetales, en lugar de células adultas, como en el caso de Dolly. En total, se necesitaron 127 óvulos para producir dos nacimientos de macacos vivos.

"Sigue siendo un procedimiento muy ineficiente y peligroso", ha advertido a la agencia de noticias Reuter Robin Lovell-Badge, un experto en clonación del Instituto Francis Crick en Londres, que no ha participado en este proyecto chino.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?