Internacional
Acoso sexual

Una cena benéfica de multimillonarios provoca un nuevo escándalo de acoso sexual

Una periodista se cuela en el acto y describe el ambiente de acoso sexual continuo, las manos demasiado largas y las proposiciones indeseadas y groseras de los comensales

Carteles en la marcha del movimientos Times's Up de Londres / Chris J Ratcliffe (Getty Images)

Londres

La del Club de Presidentes es una cena benéfica anual a la que asisten desde hace 33 años billionarios, magnates, políticos y muchos de los líderes del mundo británico de las finanzas y los negocios. Uno de los eventos sociales sin demasiada publicidad, en el que los invitados son exclusivamente hombres. El jueves, en el lujoso hotel Dorchester, había 360 comensales masculinos y 130 mujeres contratadas como azafatas para la velada. Entre ellas se había colado una periodista del Financial Times, Madison Marriage, que ha descrito el ambiente de acoso sexual continuo, las manos demasiado largas y las proposiciones indeseadas y groseras de los comensales.

“Lo peor que me contó una de las azafatas fue que vio a uno de los invitados enseñando el pene durante la cena. Otro le dijo a una azafata que dejará la copa de champán se quitará las bragas y bailara encima de la mesa. No creí que estas cosas pasaran en el 2018. Es muy chocante”. La propia Marriage sufrió directamente el acoso sexual. “Me toquetearon varias veces y sé de un buen número de azafatas que dijeron que les había ocurrido lo mismo. Había manos levantando las faldas, manos en los culos, manos en las caderas, manos en los estómagos, brazos alrededor de tu cintura cuando menos lo esperabas. No es, me imagino, un nivel muy elevado de toqueteo, pero una de las cosas más extrañas fue que cuando estabas hablando con un hombre, de pronto comenzaba a cogerte de la mano”.

La agencia de contratación jamás advirtió a las azafatas del nivel acoso que les esperaba. Eso sí, les retiro los móviles y les obligaron a firmar un contrato de cinco páginas prohibiéndole contar lo ocurrido en la cena. También les exigieron llevar un traje negro con falda corta, lencería del mismo color y zapatos de tacón alto.

Del nivel de poderío económico de los invitados basta decir que lo recaudado esa noche ascendió a dos millones de libras. Entre los premios subastados había un almuerzo con el ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, un té con el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney,- que luego fue desmentido por sus portavoces-, una noche en un club de striptease en Soho y un tratamiento de cirugía estética para, “añadir un poco de sabor a tu mujer”.

A raíz del escándalo, el Club de los Presidentes ha dejado de existir. Los hospitales infantiles y otras instituciones que recibían los donativos recaudados, han prometido devolver el dinero. La clase política condenó los hechos en una sesión de urgencia en la Cámara de los Comunes. También se pidió el cese del secretario de Estado para la Educación Nadhim Zahawi, que asistió a la cena.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad