Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 15 de Octubre de 2019

Otras localidades

Sánchez busca la foto con todos los ex del PSOE un año después de que se alinearan con Susana Díaz

Ferraz organizará una escuela de gobierno del 15 al 18 de marzo en la que el secretario general quiere exhibir unidad e identificarse con la historia socialista

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención eb el comité federal del PSOE, el 17 de febrero / ()

La última vez que coincidieron los ex del PSOE en un gran acto socialista fue en la presentación de la candidatura de Susana Díaz a las primarias, el 26 de marzo del año pasado. La presidenta andaluza se presentaba como la continuadora de la historia de éxitos y gobiernos del PSOE y esa foto con la 'vieja guardia' es la que busca ahora Pedro Sánchez, justo un año después de que todos los ex compartieran un objetivo: impedir lo que ocurrió: que Pedro Sánchez volviera a ser secretario general socialista.

La Escuela de Gobierno Jaime Vera que va a organizar Ferraz en Madrid del 15 al 18 de marzo, con la presencia de ex líderes y ex cargos públicos notables del PSOE, busca recomponer la imagen que el secretario general se ha construido deliberadamente durante la guerra interna del PSOE. "Recoger hilo de la cometa", según ilustran algunas fuentes. En el fragor de la batalla, Pedro Sánchez quiso que la militancia lo identificara como el látigo de las élites del PSOE, un saco en el que cabían los ex presidentes, ex secretario generales, los "barones" y, en definitiva, todos los que habían tenido experiencia de gobierno que no estaban a su lado en ese momento, que eran una gran mayoría.

Pero las primarias pasaron, Sánchez se impuso y ya controla todos los resortes del PSOE y ahora pretende ser el líder de la oposición que aspira a llegar a la Moncloa, entre otras cosas, avalado por la historia. De los gobiernos del PSOE y de sus hacedores que son, según el análisis de algún veterano dirigente socialista, la gran diferencia que el PSOE puede exhibir frente a sus nuevos competidores, Podemos y Ciudadanos. Sus líderes no pueden apelar a la memoria de los votantes y Pedro Sánchez sí.

Por eso en esas jornadas de trabajo, de la que aún no se conocen los detalles, quiere el secretario general contar con Felipe González, Joaquín Almunia, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Perez Rubalcaba, entre otros ex. Según ha asegurado Pedro Sánchez en Espejo Público, solo están a la espera de la confirmación de González.

Fue el propio Sánchez quien informó personalmente de sus planes al ex presidente González en un almuerzo privado que mantuvieron la semana pasada, por primera vez desde la dimisión de Sánchez, acorralado en un aciago comité federal el 1 de octubre de 2016, solo unos días después de que Felipe González le acusara de engañarle sobre sus planes para la investidura de Mariano Rajoy tras los comicios repetidos de junio de 2016.

Con Rodríguez Zapatero, la recuperación de la relación fue anterior y parece que ha llegado a ser más fluida. Fue en verano, coincidiendo con los atentados de Cataluña, cuando reiniciaron los contactos que, luego, según cuenta el propio Sánchez, se han mantenido.

Zapatero, principal valedor de Susana Díaz, se ha acercado al secretario general antes y con más facilidad que el 'zapaterismo' aunque quienes más distanciados está en este momento de la nueva cúpula del PSOE son los dirigentes afines a Alfredo Pérez Rubalcaba, indignados con que Ferraz no promueva a quien fuera su vicesecretaria, Elena Valenciano, para ocupar la presidencia del grupo socialista europeo. En la reunión de este martes del grupo socialista del Congreso, la exportavoz Soraya Rodríguez ha pedido explicaciones a la dirección por no promover a Valenciano, a pesar de los apoyos que tiene del resto de elegaciones.

En el equipo de Sánchez, de todos modos, buscan que públicamente quede constancia de que el secretario general persigue el acercamiento con todos, a estar de que la dirección socialista ha hecho escasos esfuerzos por la integración real en los órganos del partido y las instituciones tras la dura contienda interna. Que la convivencia sigue estando viciada por todo aquello se pudo ver con claridad en la última reunión del comité federal, a la que no asistieron cuatro presidentes autonómicos, entre ellos Susana Díaz. Ninguno de los que estuvo tomó la palabra.

De todos modos, Ferraz confirma que los presidentes autonómicos también estarán invitados a participar en la Escuela de Gobierno Jaime Vera que pretende ser una suerte de plataforma de relanzamiento de la marca PSOE.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?