Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

España renuncia a convertir el 'brexit' en "rehén" de la soberanía del Peñón

El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, confirma que las negociaciones con el Reino Unido no incluyen el problema de la soberanía porque el objetivo es cerrar un acuerdo en octubre

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, durante una rueda de prensa / ()

Con la llegada de Alfonso Dastis al Ministerio de Asuntos Exteriores, la diplomacia española difundió a bombo y platillo haber obtenido un derecho de veto para excluir a Gibraltar de los acuerdos post brexit sin un pacto sobre este territorio entre los gobiernos de Rajoy y de May.

Un pacto que, a diferencia del problema irlandés, justificaba dejar a Gibraltar fuera de las negociaciones del brexit, argumentando que al final, la aprobación de España sería imprescindible para poder aplicar los acuerdos post brexit sobre ese territorio.

Pero este lunes, el negociador británico ha dado ya por hecho que el primer acuerdo tras el brexit, la “transición”, sería de aplicación total a Gibraltar y el ministro español de Asuntos Exteriores ha confirmado que aunque quedan una lista de temas “irritantes” por solucionar, la cuestión de la “soberanía” territorial de Gibraltar no está en la lista porque no es realista pensar que habrá un acuerdo.

“Nosotros no queremos convertir la negociación de un futuro acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea en rehén de una cuestión, a la que nosotros nunca vamos a renunciar pero que en términos temporales es difícilmente casable con un acuerdo que hay que tener cerrado en octubre el primero y el segundo 21 meses después”, ha dicho Dastis.

Una declaración que fuentes diplomáticas han traducido asegurando que es inviable imaginar que puede haber acuerdo si ni el Reino Unido ni los gibraltareños quieren hablar de la “cosoberanía”- una opción que al principio del brexit se manejó en el entorno del Gobierno Rajoy pero cuya viabilidad se acepta ahora que es imposible.

O sea que España centra sus negociaciones bilaterales con los británicos a hablar de “otros temas irritantes”, según ha dicho Dastis, temas que incluyen el medio ambiente, la fiscalidad, el aeropuerto y la circulación de los trabajadores por la verja y para los que España espera alguna satisfacción británica para dar su luz verde al acuerdo final.

Fuentes cercanas al ministro afirman que este ha sido siempre su enfoque en la negociación dando por hecho que es por este perfil, tan distinto al de su predecesor García Margallo, que fue elegido por Rajoy.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?