Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

OPEN ARMS OPEN ARMS El Gobierno ofrece el puerto de Algeciras para el desembarco del Open Arms

Breaking Bad

El profesor, Diego Torres, y el exalumno, Iñaki Urdangarin, idearon y ejecutaron lo que la fiscalía llama "plan delictivo" para vaciar las arcas públicas de Baleares y Valencia

Dicen que el principio del fin de la pareja real de moda que formaban Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina fue la compra del Palacete de Pedralbes. El matrimonio desembolsó 5,8 millones de euros por 1.000 metros cuadrados construidos sobre una parcela de más de 2.000 metros cuadrados. A esa cifra hay que sumar los casi tres millones de euros en reformas.

En ese preciso instante comenzó la endiablada carrera del cuñado del rey para ganar el dinero suficiente que le permitiera hacer frente a tanto gasto. En esa carrera se cruzó Diego Torres. El veterano profesor de Esade tenía la fórmula, y el exalumno de esta escuela de negocios y flamante miembro de la familia real, los contactos para colocar el producto. Al más puro estilo Breaking Bad. Así nació Nóos. Y Nóos ganó dinero. Vaya que si ganó dinero. La idea del profesor de promocionar turismo y deporte en Baleares y Valencia y la alfombra roja que los responsables políticos ponían al marido de la infanta Cristina para escuchar lo que tenía que ofrecerles les reportaron 5,6 millones de euros. Según los investigadores, de media el 80% del dinero público adjudicado acababa en cuentas vinculadas a Iñaki Urdangarin y Diego Torres mientras que el 20% restante era el coste real del evento. Todo ello vestido con unos contratos a la medida de los organizadores y sin ningún tipo de control ni seguimiento.

A diferencia de lo ocurrido en la serie de culto de Vince Gilligan, aquí el trágico final que les espera a estos particulares Walter White y Jesse Pinkman es entrar en la cárcel. La semana pasada el abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, decía a una televisión que no contemplaba el ingreso en prisión de su cliente y comparaba torticeramente su caso con el de los futbolistas con los que estos últimos años ajusta cuentas la Agencia Tributaria. Pascual Vives ha asegurado en el recurso que firma para pedir la absolución de Urdangarin que "no se puede demandar al olmo por no dar peras". Hasta siete jueces distintos y dos fiscales han considerado que Iñaki Urdangarin cometió graves delitos que acarrean el ingreso en prisión. ¿Y si ahora cinco jueces del Tribunal Supremo lo vieran de la misma forma? ¿Y si el olmo diera peras?

CADENA SER

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?