Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 02 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Duque: "Sigue existiendo la posibilidad de que España descubra la vacuna"
Caso La Manada

El juez que pidió absolver a La Manada fue sancionado cuatro veces por retrasos

El Supremo confirmó cuatro sanciones por retrasos en su juzgado para Ricardo Javier González cuando trabajaba en Bilbao, donde permaneció hasta el año 2001: una de ellas fue por tardar más de un año en dictar sentencia por un divorcio

Los miembros de La Manada, dirgidos al Palacio de Justicia durante el juicio

Los miembros de La Manada, dirgidos al Palacio de Justicia durante el juicio / Alberto Pozas

Ricardo Javier González, magistrado de la sección segunda de la Audiencia de Navarra que solicitó absolver a 'La Manada' en un voto particular, fue sancionado hasta cuatro veces por el Consejo General del Poder Judicial por retrasos en su etapa al frente del juzgado número seis de Bilbao. Todas las sanciones, que suman en total 350.000 pesetas y seis meses apartado de su puesto, fueron confirmadas por el Tribunal Supremo.

González estuvo desempeñando sus funciones en el juzgado de Bilbao hasta el año 2001, cuando en marzo fue enviado a la sección civil y penal de la Audiencia Provincial de Navarra. Las cuatro sanciones, por el tiempo transcurrido, tienen sus antecedentes cancelados.

Según documentación a la que ha tenido acceso la Cadena SER, hasta el año 2003 los jueces de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo confirmaron cuatro sanciones impuestas por el Poder Judicial por tardar demasiado en tramitar divorcios y separaciones en su juzgado: sanciones por faltas graves, muy graves y leves contenidas en el artículo 418, apartados 10 y 11, de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) y también en el 417.14 de la misma normativa.

Una de ellas le supuso una sanción económica de 50.001 pesetas por negarse a contestar a peticiones de información del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (418.11) y otra leve por retrasos en una separación contenciosa (419.3). Otra sentencia del Supremo confirmó una sanción de 200.000 pesetas por retrasos injustificados (418.10) en tramitar un divorcio que, según la sentencia, "dejó sobre la mesa" sin resolver.

Manifestación en apoyo a la víctima durante el juicio / Alberto Pozas

Otra de las sanciones resueltas sobre la actividad del juez González en su etapa en Bilbao terminó con el Tribunal Supremo rebajando a 100.000 pesetas una sanción por una falta leve de retrasos y otra de "ignorancia inexcusable en el cumplimiento de los deberes judiciales" por tardar más de catorce meses en dictar sentencia por otro divorcio. Por último, en noviembre de 2003 el Supremo confirmó una sanción de seis meses de suspensión de funciones para el magistrado por "retraso injustificado y reiterado" en un proceso también de divorcio llevado en su juzgado.

Sin expedientes actuales

Fuentes de la comisión disciplinaria del CGPJ confirman a la Cadena SER que el magistrado no cuenta con ningún expediente abierto o en tramitación a lo largo de este mandato.

De la misma manera, la documentación analizada revela que un quinto expediente sancionador abierto contra el magistrado, también por retrasos, fue archivado por el Tribunal Supremo en 2003, un proceso en el que inicialmente había sido sancinado con más de 50.000 pesetas por una falta muy grave del artículo 418.10 de la LOPJ.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?