Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

Las escuelas de Mosul reabren bajo mínimos a la espera de ser reconstruidas

"Gran parte del edificio quedó destrozado y todo lo que se podía saquear se lo llevaron", dice a la SER la directora

Una niña aprende buenos hábitos de salud mediante dibujos en la escuela de Al Tanak. /

La escuela recibe a sus 1.000 alumnas con un boquete causado por algún proyectil en la parte central de la fachada. Faltan todavía cristales, y los cuadros eléctricos están vacíos porque fueron saqueados en algún momento de los tres años en que este barrio de Mosul estuvo bajo control de Daesh. Las puertas tienen indisimulados agujeros de bala. Pero las paredes han sido repintadas y los baños completamente reparados para proporcionar una mínima dignidad a esta escuela.

"Gran parte del edificio quedó destrozado y todo lo que se podía saquear se lo llevaron", nos dice la directora. La escuela de niñas 'al Rasul' estuvo dos años cerrada, y abrió a principio de este curso para que las familias del barrio de Al Tanak pudieran llevar de nuevo a sus hijas a clase.

Fachada de la escuela de niñas de Al Tanak, dañada por los combates. / Álvaro Zamarreño

Pero las condiciones distan mucho de ser las ideales. Según el Banco Mundial, los daños al sistema de escuelas iraquí que ha dejado esta guerra son de más de 2.400 millones de dólares. Y esta escuela es un buen ejemplo. "Necesitamos mobiliario e instalaciones eléctricas", dice la directora, que reconoce que lo que se ha hecho hasta ahora es cosmético. "Una organización internacional nos ha hablado de un proyecto de rehabilitación, pero ni siquiera se si hablan de repintar todo otra vez o una reconstrucción completa".

De momento hace unos meses se rehabilitaron todos los baños con un proyecto de la Oxfam y la Unión Europea. "Imagínate un sitio con mil niños sin baño", nos dice una de las responsables de este proyecto, que incluye formación a las chavalas en higiene y salud. "Mediante juegos y actividades les hablamos de cómo asearse, y luego eso llega a sus familias en casa, que acaban aprendiendo también para evitar diarreas o enfermedades".

La escuela sirve al barrio de Al Tanak, en las afueras de Mosul. Una zona pobre de familias que emigraron de aldeas de Ninive y que ahora viven con acceso limitado a agua y electricidad por la destrucción de infraestructuras. "Estos barrios siempre han sido pobres, desde la época de Sadam", nos dice otro voluntario. Pero esa situación se ha acrecentado ahora. Muchas calles son intransitables por los boquetes, y alrededor de Al Tanak hay muchos edificios destruidos por los bombardeos de la coalición contra Daesh. Algunos eran residencias privadas tomadas por milicias de este grupo. Otros eran edificios públicos, como el hospital general de Mosul, que ahora es un esqueleto con sus plantas superiores aplanadas como una milhojas.

En el patio de la escuela un instructor de Oxfam explica a las estudiantes utilizando una darbuka (un tambor típico de los países árabes). A ritmo de una música prohibida para ellas hasta hace poco. "No se trata sólo de enseñarles buenas prácticas, sino de que se diviertan, de que desarrollen la imaginación y sean niñas".

Un voluntario de Oxfam enseña a las niñas a través del arte en una escuela de Mosul Oeste. / Álvaro Zamarreño

La directora nos despide alegrándose de que, aunque en condiciones muy precarias y con muchas más estudiantes que plazas, estas niñas hayan podido volver: "las ves mucho mejor pudiendo venir aquí a estudiar, a estar con sus amigas, a jugar..."

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?