Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

El Congreso aprueba poner coto a la influencia de la publicidad y las modelos para luchar contra la anorexia y la bulimia

  • PSOE y Unidos-Podemos han apoyado la iniciativa de Ciudadanos y aprueban que el Ejecutivo prohíba que una modelo pueda ejercer si está por debajo de un peso "saludable"
  • Exigen al Gobierno que las imágenes retocadas en publicidad sean identificadas con una leyenda

Un grupo de modelos en uno de los actos organizados en el recinte Festival de Cine de Cannes, en Francia / ()

Con el objetivo de mejorar la lucha contra la anorexia y la bulimia, el Congreso de los Diputados ha puesto límites a la influencia que ejerce la imagen publicitaria o de las modelos fundamentalmente en las chicas más jóvenes. PSOE y Unidos-Podemos se han sumado a la inciativa, que es de Ciudadanos (el PP se ha abstenido) y de esta forma la Cámara Baja ha instado al Gobierno de Mariano Rajoy a que ponga en marcha un paquete de medidas entre las que destaca la petición de establecer las medidas legales oportunas para “regular” la actividad de modelo.

Se propone que se “limite” su actividad a toda persona que tenga un índice de masa corporal inferior a lo científicamente estimado como “saludable” y establecer sanciones para las agencias que lo incumplan.

Los partidos políticos que apoyan estas medidas creen que se debe llegar a acuerdos de autorregulación con los sectores de la comunicación, la publicidad y la moda “a fin de cambiar” la imagen del cuerpo en la sociedad para evitar la promoción de ideales de belleza “inaccesibles y distorsionados”.

Marta Martín, diputada de Ciudadanos, que es el partido promotor de la iniciativa, recuerda que Francia “pone multas” de hasta 37.000 euros a aquellas modelos “que no garanticen que están por encima del índice de la masa corporal saludable”. Y no sólo a las modelos: “también a las agencias, a los anunciantes e incluso a los organizadores de los eventos”.

Según la ley francesa, la profesión de modelo está sujeta a la emisión de un certificado médico que evalúa el estado de salud general de los modelos, específicamente su índice de masa corporal (IMC), multando a las agencias y pasarelas que utilicen modelos con un IMC inferior al establecido con hasta 75.000 euros.

La publicidad bien identificada

En el paquete de medidas aprobado también figura que “toda la publicidad en la que aparezcan personas cuyas características hayan sido modificadas mediante técnicas digitales, total o parcialmente, señale de manera explícita en el mismo anuncio que se ha producido dicha modificación”. Es decir, que se diga claramente que las fotos o imágenes de televisión han sido retocadas.

“Esto ya sucede con los juguetes en España”, señala Marta Martín. Dicho de otro modo, si en un anuncio de cremas reductoras aparece una modelo a la que se haya retocado su aspecto con un programa informático, deberá aparecer una leyenda donde se diga, por ejemplo, “imagen retocada por ordenador”.

Para la portavoz del partido naranja, “lo que se está haciendo no es suficiente” porque el número de personas afectadas por ambos trastornos de la alimentación “no disminuye” y son trastornos “muy vinculados a cuestiones que tienen que ver con sesgos de género, con el establecimientos de estereotipos, el culto al cuerpo, a la belleza o la juventud”.

Otras medidas

Además PSOE, Unidos-Podemos y Ciudadanos también reclaman al Gobierno de Rajoy que toda la publicidad relativa a productos, complementos y técnicas de belleza deban cumplir unos criterios estándar de “veracidad, legalidad, honestidad y lealtad con los consumidores”. Para ellos se propone “pasar unos filtros adecuados” antes de su publicación, “sobre todo en los medios de comunicación de titularidad pública”.

Estos partidos piden también al Ejecutivo que se implanten sanciones vía Código Penal a las conductas que fomenten los trastornos de la conducta alimentaria, incluyendo aquí las páginas webs “pro-anorexia” o “pro-bulimia”. El Congreso pide que el Gobierno “las cierre y castigue”.

Entre estos acuerdos, señala el texto de la enmienda aprobada en la Cámara Baja, también destaca que se suprimirá la difusión de publicidad que vincule el estar “en forma” o la felicidad como sinónimo de delgadez o juventud, asociados con frecuencia a la práctica de ejercicio físico compulsivo, la práctica de dietas restrictivas o al consumo de productos adelgazantes y/o que ayuden a mantener el peso.

Otras medidas que se proponen son instructivas en la Estrategia de Salud Mental estudios anuales sobre la incidencia, prevalencia y evolución de la anorexia y la bulimia; llevar a cabo campañas institucionales para concienciar de los riesgos del infrapeso; y también promover desde el ámbito educativo el desarrollo de un juicio crítico ante las imposiciones sociales y la valoración hacia el propio cuerpo de los estudiantes.

Según la diputada de Ciudadanos Marta Martín (que cita diversos estudios) “se calcula” que en España hay 400.000 personas con anorexia y bulimia. De ellas, el 90% son mujeres aunque “se está incrementando” el número de varones cada vez más.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?