Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Científicos chinos cultivan la primera cepa de arroz en el desierto con agua del mar

Los científicos estudian la viabilidad de aprovechar zonas del desierto como granjas de cultivo

Los científicos han extraído una cosecha de cepa de arroz resistente al agua salada. /

Un grupo de científicos chino, liderados por Yuan Longping, ha cultivado y cosechado con éxito arroz en los desiertos de Dubái. Para que esto sea posible, tal y como ha dado a conocer South China Morning Post, el equipo de investigación ha desarrollado una cepa que permite que el cultivo crezca en agua salada.

Tras comenzar a cultivar en agua del mar diluida en su casa, Longping ha decidido trasladar su técnica al desierto, donde el agua dulce es demasiado valiosa como para emplearla en el cultivo. Así, el grupo de investigadores plantaba el pasado mes de enero la primera cepa en las afueras de la ciudad, donde la cosecha de arroz ha estado creciendo hasta ahora.

Una cosecha que supera las expectativas

Tal y como ha dado a conocer la agencia estatal de noticias Xinhua, los investigadores han recolectado hasta 7.500 kilogramos de arroz por hectárea. Teniendo en cuenta que el promedio global es de 3.000 kilogramos, la cosecha desarrollada por el equipo de investigación ha superado con creces sus expectativas.

Tras esta primera prueba exitosa, los investigadores plantean el desarrollo de una granja experimental de hasta cien hectáreas, que se pondrá en marcha a lo largo de este año. Una granja que comenzará su expansión a partir de 2020, cuando los investigadores valoren el éxito de la granja. Su objetivo es el de cubrir alrededor del 10% de los Emiratos Árabes Unidos (que tiene una superficie total de 83.600 kilómetros cuadrados) con arrozales.

De la desalinización a las variedades de arroz resistentes a la sal

Hasta la fecha, los científicos en algunos países donde la escasez de agua es una preocupación han desarrollado técnicas de desalinización para aprovechar el agua del mar en la agricultura. Mientras tanto, este equipo de investigación ha ido más allá y ha desarrollado variedades de arroz resistente a la sal. Así, los agricultores pueden cultivar sin la necesidad de emplear agua dulce.

El proyecto de desarrollar variedades de arroz resistente a la sal comenzó en 1970, cuando un investigador llamado Chen Risheng descubrió una especie de arroz silvestre que crecía cerca de un bosque en la provincia de Guangdong. Desde entonces se han creado hasta ocho especies diferentes. Sin embargo, su bajo rendimiento ha provocado que no se haya trasladado a los campos de cultivo. Tras dar con la clave, China ponía a la venta a finales de 2017 el primer arroz resistente a la sal, cultivado en una playa cerca de Qingdao.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?