Martes, 19 de Enero de 2021

Otras localidades

PP

Sáenz de Santamaría no desvelará su futuro hasta reunirse con Pablo Casado

La exvicepresidenta niega haber plantado en Casado en la reunión del grupo parlamentario popular: Santamaría ha afirmado que habló en la tarde del miércoles con Dolors Monrserrat, portavoz del PP, para avisar de que tenía un compromiso previo

La exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, a su llegada al Pleno del Congreso de los Diputados.

La exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, a su llegada al Pleno del Congreso de los Diputados. / ZIPI (EFE)

Soraya Sáenz de Santamaría ha afirmado que quiere tener una conversación "tranquila" con el líder del PP, Pablo Casado, para hablar sobre su futuro y ha insistido en que hasta que dicha conversación tenga lugar no hará públicas sus intenciones. Así lo expresado en el patio del Congreso, donde ha asegurado a los periodistas que le "preocupa mucho España" y la labor que tiene que hacer su partido, y eso es "lo primero" que va a tener en cuenta para decidir qué hacer.

"Me preocupa mucho España y la labor que tenemos que hacer desde el PP, y yo eso es lo primero que voy a tener en cuenta, y entenderán que todas estas cosas las hable con Pablo Casado. Me gusta hacer las cosas de esta manera, hablándolo tranquilamente porque son cosas para hablarlas con tranquilidad él y yo", ha apuntado Santamaría, que se ha negado a responder a las preguntas de los periodistas acerca de los puestos que le ofrece ya el también diputado por Ávila —le sigue reservando una plaza en el Comité Ejecutivo Nacional y le propone también presidir una Comisión del Congreso—. Tampoco ha querido especular sobre una nueva candidatura.

No hay plante a Casado

Soraya Sáenz de Santamaría no ha coincidido con Casado porque el líder del PP, que viaja esta misma jornada a Viena, se ha marchado del Congreso instantes antes de que llegara ella. En conversación informal con los periodistas, la que fuese mano derecha de Mariano Rajoy ha negado tajantemente haber dado un plantón a Casado al no asistir a la reunión del grupo parlamentario popular esta mañana.

La exvicepresidente ha explicado que habló el miércoles por la tarde con la portavoz del PP, Dolors Montserrat, para explicarle que tenía un compromiso previo. Montserrat le dijo que no había problema y admitió que serían más las ausencias dado que la reunión se había convocado con muy poco tiempo.

También ha querido Sáenz de Santamaría restar importancia al lugar que le han asignado en el hemiciclo, y ha señalado que la portavoz del grupo debe ponerla donde considere. Su escaño está en segunda fila del grupo —tercera de hemiciclo—, en la esquina contraria en la que está Casado, en su caso en la primera fila del grupo.

La exvicepresidenta del Gobierno pensaba hoy mismo pedirle cita a Casado para hablar con él, pero al haberse ido el líder del PP con motivo de su viaje a Viena, esperará a otro momento para concretar el encuentro.

El PP especula con el futuro de Santamaría

Pese a que reunión entre Santamaría y Casado, algunos dirigentes populares están convencidos de que la exvicepresidenta terminará yéndose a la empresa privada aunque les parece difícil por la Ley de Incompatibilidades. Consideran que su salida es complicada porque desde su cargo ha intervenido en muchos frentes. Además, temen que se empiece a hablar ahora de "puertas giratorias".

Mientras, otros cargos del PP opinan que debería mantenerse en su escaño y ver qué ocurre en los próximos meses. Hay quien recuerda que Pablo Casado tiene que afrontar toda la polémica de su máster ante el Supremo y también un sinfín de convocatorias electorales que ya se verá si le pasan o no factura. De todos modos, los colaboradores de la mano derecha de Mariano Rajoy en el Ejecutivo, reconocen que la situación es muy incómoda. Aseguran que Casado no le ha hecho ninguna oferta. Salvo la de cubrir el puesto vacante de vocal de libre designación en el Comité Ejecutivo. "Cero propuestas. Es de risa. Deberíamos hablar más de desintegración que de integración", comentan.

Dentro de las filas populares también hay quien hace hincapié en que si Casado contara con ella, ya le habría pedido formar parte de las listas para las elecciones de 2019 porque su intención es proclamar a los candidatos antes de la Convención Nacional que se va a celebrar a primeros de diciembre, pero aún hay unos meses y no se descarta que haya un puesto para ella en las listas de Madrid. Algo que a los suyos les cuesta mucho creer. "Ahora mismo es su mayor enemiga. La única que puede encabezar un sector crítico. Si la sumas a tu equipo a lo mejor lo desactivas ¿pero qué ocurre si gana y se rearma?", destacan en el PP.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?