Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 28 de Febrero de 2020

Otras localidades

Cómo robar un Tesla en cuestión de segundos

Gracias a los investigadores, Tesla ha actualizado su sistema para garantizar la seguridad de los usuarios

El equipo muestra cómo robar el vehículo. / YouTube

A pesar de que las medidas de seguridad en diferentes campos son cada vez más sofisticadas, sobre todo en el de la tecnología, no llegan a ser infalibles. Durante los últimos meses hemos visto ingenieros capaces de imitar el Face ID del iPhone X a través de una simple máscara y un grupo de hackers que desarrolló una llave maestra para acceder a millones de habitaciones de hotel.

Ahora, un grupo de investigadores de la Universidad KU Leuven ha demostrado, en el marco de la conferencia 'Cryptographic Hardware and Embedded Systems', que encontró la forma de vulnerar el sistema de Tesla para poder robar un Tesla Model S. Todo ello a través de una llave clonada que permitió a los investigadores acceder al interior del vehículo en cuestión de segundos, tal y como recoge Wired.

Un sistema para robar vehículos sin dejar rastro

Durante la conferencia, el grupo de investigadores presentaba los resultados de nueve meses de trabajo. Entre otras cosas, afirmaron que su técnica no solo podía abrir la puerta del vehículo, sino que también permitía al hacker encender su motor. Por esa misma razón, un usuario capaz de clonar la llave de Tesla podría ser capaz de robar uno de los vehículos de la compañía sin dejar ningún tipo de rastro.

Para dar a conocer de qué manera actuaron, los investigadores explicaron el funcionamiento de una llave de Tesla. Para abrir el vehículo, la llave envía un código cifrado a la radio del automóvil. En caso de que sea capaz de descifrar la clave de forma satisfactoria, el coche se abrirá y estará listo para ponerse en marcha. El problema de este sistema de seguridad es que el cifrado de la clave no era para nada complejo en la época actual (de 40 bits).

El robo del Tesla

A partir de un equipamiento tecnológico valorado en 600 dólares, compuesto de una Rasberry Pi, un par de baterías y dos radios, el equipo fue capaz de clonar el cifrazo de la llave y acceder al vehículo. En primer lugar, los investigadores empleaban la radio Proxmark para obtener la información necesaria sobre el sistema de bloqueo del Model S. A continuación, con la Yard Stick One, obtenían la clave con el cifrado débil, que se podía romper en apenas 1,6 segundos.

Tras conseguir acceder al vehículo, y demostrar el fallo de seguridad de la compañía, los ingenieros se pusieron en contacto con Tesla para informarles sobre lo que habían conseguido. Desde entonces, la compañía ha lanzado una actualización de software que permite al conductor añadir un código PIN, que se debe introducir con el llavero presente para encender el automóvil. Por lo tanto, el equipo de investigadores fue clave para que Tesla pudiera resolver un grave fallo de seguridad que permitía a cualquier persona acceder al vehículo en cuestión de segundos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?