Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 19 de Febrero de 2020

Otras localidades

Así trabaja el ciempiés robótico que transporta medicamentos a través de tu cuerpo

El robot es capaz de transportar 100 veces el peso de su cuerpo

Así trabaja el cienpiés robótico que transporta medicamentos a través de tu cuerpo / Así se transporta el robot. / City University of Hong Kong

Un equipo de investigadores de la City University of Hong Kong (China) ha creado recientemente un robot milimétrico capaz de transportar cargas pesadas y adaptarse a ambientes irregulares en el interior de nuestro cuerpo.

Así lo han dado a conocer sus desarrolladores en un artículo publicado en la revista de divulgación cientifica Nature Communications, donde han dado a conocer más detalles sobre esta oruga robótica que tiene como objetivo principal transportar medicamentos a cualquier rincón nuestro tu cuerpo y realizar chequeos médicos internos en cuestión de segundos.

Un ciempiés revolucionario

El robot, que se asemeja a un ciempiés, es en realidad un pequeño mecanismo electromagnético capaz de moverse a través de los tejidos y la sangre del cuerpo humano para transportar cualquier medicamento. Para que esto sea posible, el robot lleva incrustado unas partículas magnéticas que le permiten ser controlado de forma remota mediante fuerzas electromagnéticas, lo que le permite moverse en múltiples direcciones.

De hecho, el robot dispone de unas diminutas patas que le ayudan a reducir la fricción al desplazarse. Gracias a ello, puede moverse de manera eficiente por distintas superficies, tal y como explica el profesor Wang Zuankai a Nature: "La locomoción y la buena capacidad para cruzar obstáculos hacen que este robot sea adecuado para aplicaciones en un entorno hostil, como por ejemplo el de suministro de medicamentos dentro del cuerpo o para llevar a cabo una inspección médica". 

Con la fuerza de la hormiga

Para poder desarrollar este robot, los investigadores tuvieron en cuenta las estructuras de las piernas de cientos de animales terrestres. En base a sus conclusiones, el equipo creó unas patas que destacan por unas características singulares: "La mayoría de los animales tienen una relación entre la longitud y el espacio de las piernas de 2: 1 a 1: 1. Nosotros decidimos crear nuestro robot con una proporción de 1: 1".

Gracias a estas patas, el robot es capaz de sortear obstáculos con mayor facilidad. De hecho, es incluso capaz de levantar un extremo de su cuerpo para formar un ángulo de hasta 90 grados. Así, el dispositivo generado por la Universidad de Hong Kong puede llegar a rincones del cuerpo donde muchos otros jamás han podido. Su elasticidad, unida a su fuerza (es capaz de transportar 100 veces el peso de su cuerpo), hacen de esta cinta flexible en un dispositivo a tener en cuenta a la hora de administrar medicamentos en zonas como el sistema digestivo e incluso realizar una revisión médica interna.

Ahora, los investigadores buscan un material biodegadable que pueda desintegrarse en el interior del cuerpo con el tiempo. Por lo tanto, una vez cumplida su misión, el robot se desintegrará sin dejar ningún tipo de rastro en el cuerpo del paciente. Un dispositivo ambicioso que aspira a convertirse en una opción preferencial de cara a los próximos años.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?