Últimas noticias Hemeroteca

Despiden a un repartidor tras ser pillado por las cámaras comiéndose el pedido de un cliente

"Nos tomamos muy en serio la manipulación de alimentos"

Las cámaras pillan al repartidor comiéndose parte del pedido. /

La empresa de reparto a domicilio india Zomato ha despedido recientemente a uno de sus empleados tras la publicación de un vídeo en el que aparece comiéndose uno de los pedidos, tal y como ha dado a conocer a través de un comunicado publicado en su página web: "Lo hemos hablado detenidamente y, a pesar de que se trata de un error humano, hemos decidido expulsar al empleado de nuestra plataforma".

En este vídeo, que fue grabado en la región de Madurai (India), se puede ver al empleado en cuestión comiéndose parte del pedido de uno de los clientes sobre el ciclomotor de la empresa. Ataviado con el uniforme de Zomato, el hombre comienza a comer de los tápers del cliente para posteriormente sellarlos de nuevo con el objetivo de entregárselo al consumidor como si nada hubiera pasado.

"Introduciremos cintas a prueba de manipulaciones"

Sin embargo, la cámara de un teléfono móvil pudo capturar este suceso, que derivó en el despido del empleado y en las disculpas de la compañía a través de un contundente comunicado: "A pesar de que tomamos las medidas necesarias para que este tipo de casos no sucedan, existe una posibilidad real de que los repartidores manipulen la comida durante el trayecto".

Con el objetivo de no volver a mostrar esta imagen de cara al consumidor, Zomato ha revelado que incluirán una serie de medidas para evitar que los repartidores se coman el pedido de sus clientes: "Introduciremos cintas a prueba de manipulaciones y otras medidas de precaución para asegurarnos de agregar una capa adicional de protección contra este tipo de comportamiento".

 Nuevas reglas para evitar nuevos casos

Por otro lado, la empresa ha comunicado que instruirá a su flota de repartidores a través de una nueva normativa para evitar este tipo de distracciones. De la misma forma, y con el objetivo de evitar nuevos casos, la empresa de origen indio también insta a sus usuarios que denuncien cualquier anomalía surgida durante su pedido para evitar casos como el protagonizado por el que fuera empleado de la compañía.

De esta manera, Zomato quiere incidir en la idea de que mantiene una política de tolerancia cero respecto a la manipulación de alimentos: "Este incidente en particular, a pesar de que haya sido desafortunado, ha provocado que nuestro compromiso con la captación y la instrucción de las flotas de repartidores sea todavía más sólido".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?