Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 19 de Febrero de 2020

Otras localidades

Ola de críticas a los policías que arrancaron a un niño de los brazos de su madre en Nueva York

La policía investiga un video que fue publicado en internet

El vídeo muestra el momento de la detención de la mujer. / YouTube

El pasado 7 de diciembre, la neoyorquina Nyashia Ferguson publicaba un vídeo en su cuenta de Facebook mediante el que denunciaba la brutalidad empleada por el Departamento de la Policía de Nueva York (NYPD) a la hora de separar a un niño de apenas un año de edad de los brazos de su madre, a quien detendrían minutos más tarde.

Un vídeo, de poco más de dos minutos de duración, que ha sido calificado de "perturbador" por el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio. En él podemos ver a un grupo de cuatro agentes tratando de arrancar por la fuerza a un niño de los brazos de su Jazmine Headley, su madre. Todo ello después de que la mujer se negara a levantarse del suelo en la oficina de la Administración de Recursos Humanos en Boerum Hill, en Brooklyn, a donde había acudido para solicitar un cupón de asistencia pública para que su hijo pudiera regresar a la guardería, tal y como recoge The New York Times

La insólita actuación del cuerpo policial

Según apuntan varios testigos, la mujer decidió sentarse en el suelo ante la falta de sillas de la oficina. Tras una disputa verbal con uno de los guardas de seguridad, quien le pidió que se levantara del suelo en reiteradas ocasiones, alguien llamó a la policía quien acudió en cuestión de minutos. Lejos de arreglar la disputa entre el guarda de seguridad y la mujer, la sargento y los tres policías rodearon a Headley e intentaron arrebatarle al niño que tenía entre sus brazos, de apenas un año de edad.

Tal y como muestra el vídeo, la brutalidad policial empleada para detener a la mujer indignó a los presentes, quienes pidieron a los agentes que dejaran de utilizar la violencia para solucionar con el conflicto. Sin embargo, cuando uno de los testigos comenzó a gritar a la policía para que dejara de emplear la fuerza, uno de los agentes sacó una pistola paralizante (en contra de lo establecido en la guía de actuación para estos casos) y apuntó a los presentes con la misma, quienes decidieron grabarlo todo mediante su teléfono móvil.

El departamento de policía se defiende de las acusaciones

Mientras tanto, el Departamento de Policía de Nueva York se defiende asegurando que decidió detener a la joven de 23 años por "resistir el arresto, actuar de manera perjudicial para un niño, obstruir la administración gubernamental y entrar en lugar sin autorización". Según declara la NYPD, los agentes le pidieron a Headley que se fuera en reiteradas ocasiones. Sin embargo, después de negarse, decidieron reducir a la mujer con el objetivo de detenerla, a pesar de que puso resistencia en todo momento.

Apenas unos días más tarde, la policía emitía un comunicado mediante el que daba a conocer que estaba investigando el suceso. Mientras tanto, el presidente del condado de Brooklyn, Eric Adams, ha solicitado formalmente que se retiren los cargos contra Headley. Sin embargo, tal y como recoge ABC News, la Fiscalía asegura que la madre no se encuentra detenida por este incidente, sino porque existe una orden judicial contra ella del estado de Nueva Jersey (Estados Unidos).

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?