Últimas noticias Hemeroteca
CONGRESO DE LOS DIPUTADOS CONGRESO DE LOS DIPUTADOS Vuelve la actividad con debates de decretos clave para Sánchez

El IBEX pierde un 15% en su peor ejercicio desde 2010

El cómputo anual deja un retroceso importante del selectivo, marcado por las pérdidas en diciembre de las que no se ha salvado casi ninguno de los principales valores

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, lograba a mediodía un repunte del 0,93% que reducía las pérdidas anuales por debajo del 15%, animado por la banca y los grandes valores / ()

El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, ha cerrado el año con unas pérdidas del 14,97%, su peor registro anual desde 2010 -cuando cedió un 17,43 %-, por las dudas sobre el futuro de la economía global, los efectos del brexit y el miedo a la guerra comercial entre EEUU y China.

Estas y otras razones han sembrado de volatilidad el mercado español de renta variable en un año en el que el IBEX se ha dejado más de 1.500 puntos, al pasar de los 10.043 con los que comenzó enero a los 8.539,90 con los que ha cerrado hoy.

Al esperado "rally" navideño de diciembre lo ha sustituido la peor marca mensual del índice desde junio de 2016, tras el referéndum sobre el brexit; si entonces perdió un 9,34 %, este mes de diciembre las pérdidas rozan el 15 %.

Desde comienzos de año, el IBEX acusó las previsiones de un endurecimiento de la política monetaria a ambos lados del Atlántico: en enero perdió un 4,06% y, en febrero, confirmada la subida de tipos de interés en EEUU, un 5,85%. En marzo el descuento fue algo menor, del 2,44%, por las evidencias de que ese país estaba dispuesto a librar una guerra comercial con China.

Lo contrario ocurrió en abril, que se cerró con un repunte del 3,96%, ayudado por la depreciación del euro frente al dólar, debido en gran medida a los comentarios del Banco Central Europeo (BCE) sobre la desaceleración de la actividad económica en Europa y al mantenimiento de los estímulos monetarios.

La montaña rusa continuó en mayo, cuando el IBEX bajó un 5,16% en su segundo peor registro mensual del año, afectado por las dificultades para formar Gobierno en Italia y el impacto de esa situación en el mercado de deuda y en los bancos.

Junio terminó con una subida del 1,66% en el indicador, debido en gran parte al buen comportamiento del sector energético, la misma tendencia que en julio, cuando el IBEX recuperó un 2,58% y se acercó a los 9.900 puntos gracias a los buenos resultados empresariales, que compensaron las incertidumbres comerciales y geopolíticas que se vivían en esos días.

En agosto, el IBEX borró esos dos meses de ganancias y perdió el 4,78% debido al temor a que la crisis de la lira turca se extendiera a otras divisas latinoamericanas y a la inquietud por el impacto en la economía mundial de la guerra comercial desatada por EEUU.

Las dudas de última hora sobre el compromiso de estabilidad presupuestaria del Gobierno italiano hicieron caer al IBEX un 0,11% en septiembre, y se transformaron al mes siguiente en un descalabro del 5,28% por varias razones, como la incertidumbre sobre la evolución de la economía mundial, la resolución final del "brexit" y la expectativa de nuevas subidas de tipos de interés en EEUU.

En noviembre, el IBEX logró un repunte del 2,07%, superadas las dudas sobre el impuesto de las hipotecas y con algo menos de pesimismo en cuestiones como el contenido final del acuerdo del brexit o la guerra comercial.

El resto de las grandes plazas europeas también terminaron el año con caídas de dos dígitos, que fueron del 18,26% en Fráncfort; del 16,15% en Milán; del 12,48% en Londres, y del 10,95% en París.

De las 35 empresas del IBEX, apenas una docena cerraron el año con signo positivo, y de ellas, seis eran del sector de la energía, que avanzan hacia la descarbonización de su negocio y se muestran más respetuosas con el medioambiente.

Endesa recuperó un 20,92 % %; Naturgy, un 20,58 %; Iberdrola, un 14,17 %; Acciona, un 13,19; Red Eléctrica, un 9,64 %; Enagas, un 5,01 %, y Repsol, un 1,11 %. Además de las energéticas, ACS, Cellnex y Amadeus también subieron, un 13,19 %, un 5,35 % y un 2,99 %, respectivamente; Ence, que se incorporó al IBEX el pasado 24 de diciembre, figura también entre las cotizadas que acaban el año con beneficios, del 4,06 %.

Por el contrario, las empresas que más bajaron en cómputo anual fueron Mediaset (36,82 %) y Sabadell (36,50 %), tras desaparecer el pacto parasocial suscrito hace más de diez años con varios inversores para limitar la trasmisión de sus acciones a terceros.

Tras ellas se sitúan Bankia, que ha cedido un 33,82%, ArcelorMittal, con una caída del 32,90%, y BBVA, con un 31,99% de descenso, un mal colofón para el año de la retirada de Francisco González para dar paso a Carlos Torres Vila.

Fuera del IBEX, el mayor descalabro de toda la Bolsa española ha sido para Nyesa, que ha cedido un 90,19%, y para la cadena de supermercados DIA, que se ha dejado un 88,47%.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?