Últimas noticias Hemeroteca

El entrañable anuncio de Disneyland París y el patito que quería ser como Donald

El anuncio se adentra en el famoso parque temático de la mano de un pato que ha conquistado a las redes

El anuncio nos muestra la historia de un patito que soñaba con ser como Donald. / YouTube

En 1992, Disney inauguraba Disneyland Paris. Un parque temático, el primero de marca en suelo europeo, en el que los niños (y no tan niños) pueden visitar el clásico castillo de la compañía estadounidense, conocer a personajes míticos como Mickey Mouse, Donald y Goofy e incluso disfrutar de un sinfín de atracciones relacionadas con el mundo animado creado por Walt Disney en 1923.

Desde entonces, las cosas han cambiado (y mucho) para la empresa. Con el paso de los años, Walt Disney Productions ha ido haciéndose con compañías como Pixar, Marvel o la productora Lucasfilm hasta convertirse en la empresa de medios de comunicación y entretenimiento más grande del mundo. De esta manera, los parques temáticos de la compañía se han convertido en un espacio en el que podemos ver tanto a los Piratas del Caribe, como a los protagonistas de Star Wars y a los superhéroes más famosos de Marvel.

"Donde los sueños se hacen realidad"

En definitiva, Disneyland se ha convertido en un lugar donde los sueños se hacen realidad. Basándose en este lema, la compañía ha lanzado un anuncio que ha conquistado a las redes. Un spot navideño, de apenas un minuto de duración, que narra la aventura de un patito que soñaba con ser como el famoso pato Donald.

Mientras pasea con su familia, el protagonista de esta historia se encuentra con un cómic que tiene a Donald en su portada. Al ver cierto parecido entre ambos, el pato decide llevarse la revista y empieza a imitar al famoso personaje de Disney con alguno de sus movimientos más característicos. Durante los próximos meses, el patito no se separará del cómic en ningún momento. Se cobija bajo él cada noche y se pasa las mañanas mirando sus dibujos. 

La gran sorpresa

Cuando llega el invierno, la familia tiene que poner rumbo a un nuevo destino. Sin embargo, el cómic es demasiado grande para llevarlo de viaje, por lo que el patito tiene que marcharse sin él. Durante su travesía, el protagonista de esta historia muestra su tristeza por haberse quedado sin su cómic favorito. No obstante, cuando la familia llega a su destino, el patito se encuentra con algo todavía mejor.

Mientras camina por su nuevo hábitat, el patito descubre que está en Disneyland París. Allí le espera Donald, a quien no duda abrazar en cuanto verifica que es él. Por lo tanto, el pequeño animal se quedó sin su cómic pero pudo conocer a su personaje favorito. Todo ello en un anuncio que ahonda en el lema de que Disneyland París es un lugar en el que los sueños se hacen realidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?