Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Los críticos del PP esperan a los resultados de mayo para validar a Casado

Los populares consideran que el liderazgo de Casado salió ayer "reforzado" de la Convención Nacional pero algunos dirigentes aún quieren ver si su estrategia funciona

El presidente del PP, Pablo Casado. / ()

Han sido seis meses pero parece toda una vida. El pasado 21 de julio, Pablo Casado era proclamado nuevo líder del PP. Desde entonces ni él ni su equipo han parado. En este tiempo han afrontado unas elecciones en Andalucía, la designación de candidatos, una gira por España y ahora la Convención Nacional.

Un encuentro del que la dirección ha salido "bastante satisfecha". En el PP muchos creen que el liderazgo de Casado se ha visto "reforzado". "Ahora mismo es indiscutible", comentan. Varios dirigentes tacharon su intervención de "brutal" y "vibrante". Y es que el presidente de los populares estuvo más de una hora haciendo repaso. Hablando de su partido, de la gestión de Pedro Sánchez, de la situación en Cataluña... Pero siempre con la mirada puesta en el futuro porque iba con la intención de detallar su proyecto para España.

Por eso los suyos están convencidos de que la mayoría de los cargos populares se fueron de Madrid "con las pilas puestas" de cara a las próximas convocatorias electorales: "Muy animados, contagiados por la euforia que nos envolvió a todos".

También piensan que los militantes están contentos porque, en la actualidad, sí se están defendiendo los principios y valores de su formación. Desde luego, a los colaboradores de Casado no les parece que sus mensajes sean radicales y, por supuesto, niegan que en su partido haya diferentes familias -un ala dura y otra moderada- o un sector crítico importante.

Aunque los reproches, de forma soterrada, siguen existiendo. De ese modo, algunos dirigentes populares reconocen que su jefe suena "algo rancio" para la edad que tiene. Unos, opinan que está "tutelado" por José María Aznar. Otros, lamentan que hable de unidad después de "las purgas" que ha hecho en su partido. Y son todos ellos quienes esperan a las municipales y autonómicas.

Mayo va a ser su primera prueba de fuego. Ya no hay excusas que valgan. No podrá decir que ha heredado a los cabeza de lista. Los acaba de ratificar o elegir para el cargo. Tampoco podrá echarle la culpa al discurso que se emplea. Él lo ha elegido. Él ha diseñado la imagen y la estrategia. Ahora, en cuestión de fondo y forma, la responsabilidad es por completo suya.

Casado está seguro de que va a ganar y gobernar a la primera

Así que en sus filas aguardan a ver qué ocurre. Si se equivoca o acierta. Mientras, en sus filas se comenta el giro ideológico a la derecha para frenar la hemorragia de votos. Algo que les preocupa. Temen que para evitar que sus respaldos se vayan a Vox, se endurezca tanto el discurso que se pierda el centro político. No les parece que todo vaya tan bien como se vende cuando, al final, los más aplaudidos del cónclave fueron precisamente los dos líderes más moderados del PP, Juan Manuel Moreno y Mariano Rajoy.

En la sede nacional, sin embargo, no están tan intranquilos. Ellos hacen sus cálculos. Sostienen que han perdido casi un 40% de los apoyos y no se pueden permitir más. Ahora van a hacer lo posible por recuperarlos. En ello se concentrarán durante los próximos meses. Se ha abierto la carrera electoral hacia la Moncloa.

Aunque toca empezar por los territorios. Por eso Casado ha pedido a los suyos que "salgan a la calle sin complejos". También les ha dicho que "el PP ha vuelto", como si algún día se hubiese ido o como si los populares no estuviesen gobernando hace tan solo un año.

De todos modos, en la dirección conservadora están convencidos de que superarán esta cita. Explican que siempre se puede exportar el modelo andaluz. Es decir, que PP pacte con el partido de Albert Rivera y el de Santiago Abascal. Y eso es lo que intentarán hacer.

Además, en Génova piensan que el examen definitivo será en las generales y todos en el PP saben que tienen que darle a Casado la oportunidad de presentarse, pero van a estar muy pendientes de si hay sorpasso o no de Ciudadanos. "Si lo hay está muerto", confirma un diputado.

Eso sí, los que rodean al líder del PP están convencidos de que no ocurrirá. A nivel nacional, Casado está seguro de que va a ganar y gobernar a la primera. Además, los suyos explican que el papel del PP será clave para desbloquear la situación política tras las generales porque solo los populares mantienen una interlocución con el PSOE.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?