Últimas noticias Hemeroteca

Italia entró en recesión en el cuarto trimestre de 2018

Su PIB registró en el cuarto trimestre de 2018 una caída del 0,2% respecto a los tres meses anteriores

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, ayer en rueda de prensa / ()

La economía italiana, la tercera mayor de la zona euro, entró en recesión técnica por primera vez desde 2013 después de que su producto interior bruto (PIB) registrase en el cuarto trimestre de 2018 una caída del 0,2% respecto a los tres meses anteriores, cuando la actividad económica del país transalpino ya había retrocedido un 0,1%, según el dato preliminar publicado este jueves por el instituto italiano de estadística, Istat.

En comparación con el último trimestre de 2017, el PIB italiano experimentó un crecimiento del 0,1%, medio punto porcentual menos que la expansión interanual registrada en el trimestre anterior. En el conjunto de 2018, la economía transalpina registró un crecimiento del 1% en datos ajustados estacionalmente, según indicó a Europa Press un portavoz del Istat.

"Es un dato esperado y determinado por el ciclo económico europeo", ha defendido el ministro italiano de Finanzas, Giovanni Tria, tras confirmase la entrada en recesión de la economía de Italia, explicando que la contracción de la actividad del país "refleja el impacto de la fuerte desaceleración del comercio internacional y la producción industrial alemana".

En este sentido, el ministro italiano de Finanzas ha afirmado que estos datos macroeconómicos "no están socavando la recuperación de la confianza del mercado en la deuda italiana", añadiendo que la respuesta del Gobierno solo puede ser "acelerar el programa de inversión pública previsto", así como la implementación de las demás medidas contenidas en los Presupuestos.

"Dada la gran interdependencia entre las economías europeas, espero que el objetivo de impulsar el crecimiento lo persigan también los demás países de la UE afectados por el enfriamiento económico", ha apostillado.

Respecto a la entrada en recesión de Italia, el director de inversiones en renta fija de Fidelity International, Andrea Iannelli, ha reconocido que el dato "podría no ser una sorpresa para los inversores", aunque considera que sí pone de relieve los retos a los que se enfrenta el país y la coalición de Gobierno.

"Parte de la culpa la tiene la desaceleración de los grandes socios comerciales del país. Sin embargo, los desencuentros entre el gobierno y las autoridades europeas con motivo de los presupuestos durante el verano de 2018 han agravado las debilidades del país", ha señalado.

En este sentido, el experto ha apuntado que, tras la mejora del sentimiento en torno al riesgo de la deuda italiana después de que Italia evitara el procedimiento por déficit excesivo, a partir de ahora las perspectivas de los bonos italianos "dependen mucho de la evolución del crecimiento, lo que plantea nuevos riesgos bajistas, sin olvidar que las próximas elecciones europeas en mayo son la cita política clave en el horizonte".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?