Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Incendian las vías de Chicago para que los trenes puedan seguir circulando

Los termómetros se han desplomado hasta los 40 grados bajo cero en algunas zonas el país

El vídeo muestra cómo los operarios han prendido fuego a las vías para evitar la rotura de las mismas. / YouTube

El vórtice polar que atraviesa el Medio Oeste de los Estados Unidos, una ola de frío que está afectando a las principales regiones del país, ha provocado que los termómetros se hayan desplomado hasta los 40 grados bajo cero en algunas zonas el país. Desde estados como Wisconsin, Michigan o Illinois, hasta otros normalmente más cálidos como Alabama o Misisipi, donde se ha decretado el estado de emergencia por bajas temperaturas.

Un fenómeno natural que no solo afecta a los habitantes de los diferentes estados, sino a la vida cotidiana de cada una de estas ciudades, mucho más vulnerables por el paso del frío. Entre las regiones más afectadas por el paso de este vórtice polar destaca la ciudad de Chicago, donde la sensación térmica ha descendido hasta los 26 grados centígrados bajo cero durante las últimas horas.

Chicago, una de las más afectadas

Tal es la sensación de frío en esta ciudad que el Servicio Meteorológico Nacional ha lanzado una advertencia a los ciudadanos para que se cubran la boca tanto como sea posible para proteger sus pulmones del aire frío: "Eviten respirar profundamente e intenten hablar por la calle". Una ola de frío que ha paralizado la ciudad por completo y que ha dejado imágenes para el recuerdo.

Entre ellas destacan la de los operarios del servicio de trenes prendiendo fuego a las vías del ferrocarril para evitar que estas se rompan. Según recogen los medios locales, estas vías son vitales para transportar tanto personas como mercancía. Por esa misma razón, los empleados de este servicio han tenido que incendiar las vías para que los trenes puedan seguir circulando.

¿Por qué prenden fuego a las vías?

El motivo de esta práctica, tal y como explican los medios locales, es evitar que las vías del tren se rompan. Cuando la temperatura ambiente está varios grados por debajo del punto de congelación, el metal de las vías del tren puede contraerse y hacer saltar los tornillos, provocando así la rotura de las mismas y que los trenes no puedan llegar a su destino.

Con el objetivo de evitar posibles roturas, los equipos de mantenimiento de las estaciones queman trozos de cuerda mojados queroseno junto a las vías del tren. De esta manera, los operarios consiguen que las vías recuperen su temperatura inicial, evitando una posible rotura que pondría en peligro a la ciudad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?