Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 24 de Octubre de 2019

Otras localidades

La rocambolesca historia de la empresa que ha perdido 190 millones por una contraseña

El director ejecutivo fallecía el pasado mes de diciembre sin haberle transmitido la contraseña a nadie

La contraseña habría dejado a la compañía sin 190 millones de dólares canadienses. /

Hasta la fecha, QuadrigaCX era considerado como el principal mercado de intercambio canadiense de criptomonedas. Una plataforma, de carácter digital, en el que todas aquellas personas que dispongan bitcoins, ethers o XRP pueden intercambiar sus monedas por dinero fíat u otro tipo de criptomonedas. Sin embargo, su futuro se ha complicado durante las últimas fechas debido a una rocambolesca historia.

El pasado mes de diciembre, Jennifer Robertson anunciaba que su marido Gerald Cotten, director ejecutivo de la QuadrigaCX, había fallecido a los 30 años de edad como consecuencia de la Enfermedad de Chron. Un mes más tarde, y después de que la compañía no informara a sus usuarios sobre el nuevo rumbo de la empresa, QuadrigaCX decidía cesar sus operaciones por problema de liquidez.

La contraseña de los 190 millones de dólares

Un problema de liquidez que impide a QuadrigaCX entregar a los más de 115.000 clientes que confiaron en este plataforma los 190 millones de dólares canadienses (126 millones de euros) que habían almacenado en el sistema, tal y como explica el medio especializado CoinDesk. Según los libros de cuentas, la empresa cuenta con 26.500 bitcoins (92 millones de dólares), 11.000 bitcoin cash (1.3 millones de dólares), 11,000 bitcoin cash SV (707.000 dólares), 35.000 bitcoin gold (352.000 dólares), 200.000 litecoin (6.5 millones de dólares) y 430.000 ether (46 millones de dólares).

Por esa misma razón, la compañía ha recibido varias demandas de usuarios que piden que se les devuelva el dinero que les corresponde. Sin embargo, Jennifer Robertson afirma que no es posible. En una declaración jurada frente al Tribunal Supremo de Nueva Escocia, Robertson dice que no puede acceder a los fondos almacenados en el monedero de la empresa, por lo que ha solicitado protección al acreedor. Según explica Robertson, Cotten era el único que conocía la contraseña del "monedero frío" en el que almacenaba todas las ganancias, por lo que nadie puede acceder a él.

Un monedero cifrado y protegido por la contraseña

En los documentos obtenidos por la viuda de Cotten, Robertson ha demostrado que el "monedero frío" de la empresa está cifrado y protegido por contraseña. A pesar de que han intentado hacer todo lo posible para recuperarla, desde la compañía afirman que no ha sido posible. De hecho, Robertson explica que han llegado a contactar con un experto técnico, quien no ha podido hacer nada para saltarse el cifrado.

Sin embargo, los clientes no lo tienen de todo claro. Según cuentan algunos afectados a CNN, los monederos de algunos usuarios han sufrido variaciones tras el fallecimiento de Cotten. Por esa misma razón, cada vez son más las personas que dudan de la muerte del director ejecutivo de la empresa.

Las dudas en torno a la muerte de Cotten

A pesar de que Robertson ha aportado un certificado de defunción que determina que un hombre de origen canadiense fallecía en India el pasado mes de diciembre, cada vez son más las personas que dudan de su autenticidad. A través de un hilo de Reddit, un gran número de clientes de la compañía temen que Cotten haya engañado a las autoridades y a su propia empresa para escaparse con el dinero.

Más aún desde que la CBC recordara que el Banco Imperial de Comercio de Canadá congeló 26 millones de dólares en los activos de Quadriga CX en enero de 2018 después de detectar "irregularidades" en el procesamiento de pagos. Pero no solo eso. El canal de televisión también ha revelado un documento de la Corte Superior de Justicia de Ontario, redactado el año pasado, mediante el que se concluye que "67 millones de dólares en transacciones terminó transferido indebidamente a la cuenta personal de Costodian Inc, el procesador de pagos".

Por lo tanto, y dado que todavía no se ha resuelto el problema de la contraseña, los clientes de esta empresa siguen luchando para conocer toda la verdad tras la muerte de Cotten. Una historia rocambolesca que ha dejado a 115.000 clientes sin su dinero.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?