Últimas noticias Hemeroteca

Los médicos de Atención Primaria cobran menos que en plena crisis

Un informe de la Organización Médica Colegial denuncia que no hay recuperación en las nóminas tras los recortes. Algunos médicos cobran hasta 4.866 euros brutos menos al año que en 2009

El médico e investigador principal del estudio del IDIAPJGol José Luis Ballvé re / ()

Los médicos de Atención Primaria lanzan un SOS por la precariedad de sus contratos y los grandes recortes sufridos durante la crisis que todavía no se han revertido.

En un Estudio Comparativo de las Retribuciones de los Médicos de Atención Primaria entre 2009 y 2018, la Organización Médica Colegial constata que -de media y en bruto- los médicos de familia cobran hoy entre 878 y 1.432 euros menos que en plena crisis, en el año 2009. Ninguna comunidad ha recuperado los sueldos precrisis. 

Desde entonces, la inflación se ha disparado un 14,1% por lo que la pérdida real de poder adquisitivo de estos profesionales supera el 16% de media. En el caso de los médicos más experimentados y que más cerca están de la jubilación, la pérdida de poder adquisitivo llega a los 16.000 euros anuales.

Las diferencias más acuciantes las encontramos en los médicos de Atención Primaria andaluces, de más de 55 años, con plaza en propiedad y que realizan 50 horas de guardia al mes. Ellos han visto recortada su nómina en un 6,2%. Hoy ganan 4.866 euros menos al año que en 2019. 

En Estados Unidos y en Reino Unido los médicos ganan el doble

Estas retribuciones están muy por debajo de las de otros países de nuestro entorno. "El Sistema Nacional de Salud está siendo poco competitivo frente al resto de sistemas sanitario europeos" explica Vicente Matas, representante de la Vocalía de Atención Primaria Urbana.  "Nuestros médicos que terminan la residencia se están marchando a Francia, Reino Unido o Suiza porque les están ofreciendo contratos de más estabilidad y con sueldos que, muchas veces, duplican o más el de España". 

Diferencias de 2.000 euros al mes entre comunidades

Las diferencias salariales entre comunidades también se disparan. Un médico de familia catalán de 55 años o más, propietario de plaza, con diez trienios reconocidos y dedicación exclusiva al servicio de salud gana 1.853 euros brutos menos al mes que uno que trabaje en Ceuta o Melilla. En su salario neto, esa diferencia llega a los 2.250 euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?