Últimas noticias Hemeroteca

DIRECTO | Sigue la 12ª sesión del juicio al procés en el Supremo

El tribunal retoma el juicio con más testificales relacionadas con la posible malversación de caudales públicos

Sigue la jornada de hoy del juicio del procés. / CADENA SER

A las 16:15 horas el tribunal del juicio al procés retoma el juicio con más testificales relacionadas con la posible malversación de caudales públicos. Entre ellos un informático al que se encargó un sistema de votación telemática y trabajadores de varias agencias de comunicación y medios que habrían cobrado facturas por difundir la convocatoria del referéndum.

Antes, la secretaria judicial atrapada el 20S en la Conselleria de Economía ha confesado al tribunal que pasó tal "miedo" que llegó a pedir un helicóptero porque "era imposible salir" ante el "tumulto de gente", lo que la obligó a abandonar el edificio camuflada con mossos de paisano por un teatro contiguo, tras más de 17 horas de registro. Montserrat del Toro ha relatado con todo detalle en el juicio del "procés" cómo vivió aquella jornada que arrancó cuando entró a las 8.00 horas en la Consellería para practicar un registro por orden del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, y que concluyó pasada la medianoche con su salida a escondidas por el Teatro Coliseum.

También ha declarado el práctico del puerto de Palamós (Girona), Pedro Buil. Ha afirmado que "no había impedimentos" para dejar atracar el buque Moby Dada, conocido como 'Piolín', destinado para alojar a los agentes de la Policía y Guardia Civil enviados a Cataluña, desmontando así la tesis del exconsejero catalán de Territorio y Sostenibilidad Josep Rull. Buil ha declarado como testigo en esta vista oral que se está celebrando en el Tribunal Supremo, donde a preguntas del fiscal Fidel Cadena ha relatado los diversos contactos que mantuvo con la capitanía del buque y con los responsables de Ports de la Generalitat y de Barcelona.

Rull aseguró durante su declaración como acusado que dejar que el barco entrase en el puerto hubiera sido "irresponsable" porque ello hubiera "hipotecado de forma severísima" la actividad de cruceros, que son "la joya de la corona" de la actividad económica portuaria. Si embargo, el testigo ha asegurado que no había "ningún impedimento para el atraque" porque ni las dimensiones del barco era un obstáculo, ni las condiciones meteorológicas eran adversas. Asimismo, ha dicho que había dos muelles desocupados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?