Últimas noticias Hemeroteca

España cerró 2018 con un déficit comercial de 33.840 millones de euros, un 36,8% más

Las exportaciones, que se desaceleraron hasta el 2,9%, alcanzaron un nuevo dato récord con 285.023 millones de euros. Las importaciones crecieron un 5,6% hasta los 318.863 millones

Imagen de archivo de containers en un puerto de carga /

España acabó el mes de diciembre del pasado año con un déficit comercial de 33.840 millones de euros, un 36,85 % más que en el año 2017. A pesar de la ralentización del crecimiento –se contrajeron en un 0,1% en tasa interanual, hasta el 2,9%–, las exportaciones marcaron un nuevo dato récord, alcanzando los 285.023 millones de euros. De igual forma ocurrió con las importaciones, que crecieron un 5,6% alcanzando los 318.863 millones de euros.

Son datos que han presentado este jueves la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto y la Secretaria de Estado de Comercio, Xiena Méndez. Según indicaba esta última, los resultados del balance comercial se deben en buena parte al “contexto económico internacional de incertidumbre” que han afectado al comercio exterior español. Entre las razones de este contexto, el resurgimiento de tendencias políticas proteccionistas, restrictivas al comercio y “unilaterales”, la salida del Reino Unido de la UE que, en principio, tendrá lugar a finales del mes de marzo y la desaceleración económica de países emergentes.

Evolución de exportaciones e importaciones hasta 2018 / EPDATA

Una de las razones más trascendentales para la economía española, según ha indicado Méndez, ha sido el aumento del precio que experimentó durante el pasado año el barril de crudo. De hecho, más de 25.000 millones del total que componen el déficit comercial corresponden al déficit energético, que aumentó un 21,3% con respecto a 2017 por el encarecimiento del petróleo.

Por su parte, el número de empresas exportadoras regulares creció durante el año pasado un 2,4%, hasta las 51.768. Con los datos de 2018, ya son siete los años consecutivos con aumento en el número de exportadores regulares. Además, la inversión extranjera directa aumentó durante los tres primeros trimestres del año –datos de los que dispone el ministerio por el momento– de más del 75% en términos brutos y de casi el 150% en términos netos, respecto al mismo periodo del año 2017. La inversión bruta, de esta manera, alcanzó los 40.621 millones de euros mientras que la inversión neta se situó en 33.959 millones de euros.

La UE acumula el 65% de lo exportado

Por áreas geográficas, las exportaciones dirigidas a la Unión Europea se incrementaron un 2,6% y supusieron el 65,6% del total durante el último año. Los principales destinos fueron Francia, con un 15,1% de las exportaciones (+3,2%), Alemania, con el 10,8% (-0,6%), Italia, 8% (+2,2%) y Portugal, con el 7,4% (+6,3%).

Las exportaciones a destinos extracomunitarios supusieron el 34,4% del total y crecieron un 3,3% interanual. Aquí los principales mercados fueron Asia con el 9,2% de las exportaciones (+1,4%), África, con el 6,5% (+5,1%), América Latina, con el 5,4% (+0,4%) y Estados Unidos, 4,5% (+2,6%).

En cuanto a importaciones, el 59,6% fue de productos procedentes de la UE, el 20,7% de Asia, el 8,7% de África, el 5,7% de América Latina y el 4,7% de Estados Unidos.

Por sectores y volumen, los bienes de equipo supusieron el 20% de las exportaciones. Alimentación, bebidas y tabaco representaron el 16,1%, el sector del automóvil el 15,6% –redujo su peso en 0,7 puntos porcentuales con respecto al año anterior– y los productos químicos el 14,3% del total. 

En cuanto a importaciones, el 20,6% correspondieron a bienes de equipo, el 15,3% a productos químicos, el 15% a productos energéticos y el 12,6% al sector del automóvil.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?