Martes, 07 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Primavera árabe

Shawkan, el símbolo de la libertad de prensa, es liberado tras 5 años y medio encarcelado en Egipto

El fotoperiodista deberá pasar 12 horas diarias en comisaría durante el próximo lustro

El periodista egipcio Mahmoud Abu Zeid o "Shawkan" (c) posa junto a su sobrina (i) y su padre (d) durante una entrevista, este lunes, en su casa en Giza (Egipto)

El periodista egipcio Mahmoud Abu Zeid o "Shawkan" (c) posa junto a su sobrina (i) y su padre (d) durante una entrevista, este lunes, en su casa en Giza (Egipto) / KHALED ELFIQI (EFE)

El fotoperiodista egipcio Shawkan ha sido liberado esta mañana. Han sido cinco años y medio de cárcel injustificada y Mahmud Abu Zeid, Shawkan aún tendrá que acudir a diario a comisaría y pasar allí 12 horas durante el próximo lustro. Pero para sus padres y su hermano Mohamed eso aún queda lejos. Poderle abrazar en casa, tenerle en casa es todo por lo que han luchado. Las imágenes del fotógrafo de 31 años en casa con su familia, con los amigos fotógrafos que han acudido a cubrir la noticia y, sobre todo a abrazarle, han corrido por las redes sociales. Una amplia sonrisa, la misma que le ha caracterizado estos años, la misma que no ha perdido a pesar de la frustración, la depresión y el sufrimiento que su transmitía a los más cercanos.

Shawkan fue detenido en agosto de 2013 mientras cubría el desalojo de una protesta islamista para la agencia Demotix. Tras un golpe de Estado a principios de julio los militares habían arrestado a Mohamed Morsi, el presidente islamista, miembro de los Hermanos Musulmanes que había sido elegido tras la revolución de 2011. Llevaba un año en el poder cuando las protestas contra su intento de blindarse en el poder y la represión que perpetuaba, le dieron legitimidad a los uniformados para apearle del poder. Durante un mes sus simpatizantes acamparon en dos plazas de El Cairo. El 14 de agosto fueron desalojados por las fuerzas de seguridad que dejaron casi mil muertos, según organizaciones no gubernamentales. Aquel 14 de agosto, Shawkan hacía fotos para la agencia Demotix. Acabó en un furgón policial.

Desde entonces ha estado en la cárcel, enfermo de Hepatitis, y viendo como sesión tras sesión el juicio se posponía y el tribunal le mantenía en prisión ilegal: prisión preventiva a la espera de juicio, y una vez terminado el periodo máximo de 2 años permitido por la ley, encerrado ilegalmente.

El pasado septiembre un tribunal egipcio le condenó a cinco años de cárcel que para entonces ya había excedido en un mes. Durante la lectura del veredicto el perfil de nariz aguileña de Shawkan miraba al suelo. Acababa de terminar uno de la decena larga de cigarrillos que había fumado durante la vista. Sus manos huesudas, los pies y las piernas enjutos, tan delgado que parece que fuera a romperse. Pero cuando mira hacia donde están las cámaras de sus compañeros sonríe. Y cuando se oyen las palabras “5 años”, se pone en pie y abraza a los que le rodean en la jaula de los acusados. Después mirando a sus compañeros hace el signo de la victoria y simula sostener una cámara de fotos. No le han quitado la sonrisa, que hoy, tras su liberación condicional, ha brillado casi en cada foto.

Su abogado, Karim Abdelrady, explicaba entonces que está feliz porque al haber cumplido ya la pena Shawkan sería liberado. Sin embargo se le mantuvo en prisión otros seis meses por un tecnicismo hasta que hace dos semanas, el 16 de febrero fue trasladado a una comisaría a la espera de ser liberado. Hoy ha sucedido finalmente pero tendrá que acudir a comisaria cada día al anochecer. Abdelrady piensa ya en la apelación para conseguir que se le declare inocente. Aquel día a las afueras del juzgado a su hermano Mohamed le costaba contener las lágrimas. En casa su madre sólo quería abrazarle y cocinar para Shawkan su plato favorito. Hoy, al fin, ha llegado ese día.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?