Últimas noticias Hemeroteca

140 niños fueron sacrificados en un ritual en el siglo XV en Perú

Es el mayor sacrificio de este tipo que se descubre en el continente americano y científicos peruanos creen que se realizó para intentar aplacar a los dioses por unas fuertes lluvias que provocaron importantes inundaciones.

Esqueletos de niños niños asesinasos en el mayor sacrificio ritual humano descubierto en el continente americano. /

Hace casi seis siglos, en lo que hoy es Perú, 140 niños fueron asesinados en un ritual, según el descubrimiento arqueológico realizado por un equipo de la Universidad Nacional de Trujillo y cuyos resultados publica la revista científica “Plos One”.

Se trata del mayor sacrificio masivo de niños que se detectado hasta ahora en el Nuevo Mundo. "Este descubrimiento arqueológico fue una sorpresa para todos nosotros: no habíamos visto nada como esto antes, y no hubo ninguna sugerencia de fuentes etnohistóricas, ni relatos históricos de sacrificios de niños a esta escala”, ha advertido el principal responsable de esta investigación, Gabriel Prieto de la Universidad Nacional de Trujillo (Perú).

Mayor sacrificio

A lo largo de la historia, los sacrificios humanos han sido realizados por varias culturas antiguas, como Los Incas o los Aztecas, como parte de rituales funerarios, arquitectónicos o espirituales. Pero éste presenta el mayor número de asesinatos de niños y fue realizado en el yacimiento de “Huanchaquito-Las Llamas” por la cultura Chimú, que era la dominante en la costa peruana durante el siglo XV.

Gracias a las excavaciones realizadas durante cinco años (entre el 2011 y el 2016) se han hallado estos cientos de cuerpos enterrados en un área de unos 700 metros cuadrados. Los restos humanos encontrados pertenecen a personas de entre 5 y 14 años de edad y, junto a ellos, también fueron sacrificadas más de 200 llamas.

Se les extrajo el corazón

Las marcas de corte detectadas en los esqueletos atraviesan los esternones y las costillas están también desplazadas y esto sugiere que a los niños sacrificados de les pudieron haber abierto el pecho, para la extracción ritual del corazón.

Las pruebas del Carbono-14 indican que estos niños fueron asesinados alrededor del año 1.450 después de Cristo y esto corresponde con el apogeo de la cultura Chimú.

Una capa gruesa de barro, que cubre los sedimentos del entierro, indica también que esta matanza masiva fue realizada para intentar aplacar una gran tormenta o inundación, que se registró en esta zona.

“Este sitio abre un nuevo capítulo sobre la práctica del sacrificio de niños en el mundo antiguo”, concluye Gabriel Prieto.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?