Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Pablo Casado, entre las fake news y la posverdad

El líder del PP insiste en que está siendo víctima de las fake news: "Es una aberración escandalosa"

Pablo Casado, en una fotografía de archivo. / ()

La política ha quedado este jueves atrapada por la propuesta del PP para retrasar la expulsión de las mujeres inmigrantes que den a un hijo en adopción. "Es una fake new de la cual yo me siento víctima porque antes de político soy persona", ha afirmado Pablo Casado. El líder de los populares ha explicado por la mañana y por la tarde que es víctima de una tergiversación y que el PP trabaja para proteger a las mujeres que quieran dar en adopción a sus hijos aunque estén en situación irregular y no al revés.

"Hay que discernir hasta que punto una barbaridad de este calibre se ha podido decir por un político sensato en una España del S.XXI o si verdaderamente hay que sospechar, por las fechas en las que estamos, que intentan menoscabar mi propia reputación en este caso personal", ha afeado el líder popular.

Eso de un político cabal y sensato de una España del S.XXI, le ha llevado a otra cosa. "El cocktail estaba hecho para una fake news, en la cual, supuestamente, el PP quería intercambiar bebés por papeles. Una aberración, tan escandolosa y vomitiva que yo no se la atribuiría ni a un político del tercer mundo", ha añadido Casado, que ha vuelto a reiterar que no plantean en ningún momento que una mujer de a un niño en adopción si quieren evitar por un tiempo ser expulsadas del país.

"Una medida que ya está en marcha, que nunca había sido polémica, que garantiza los derechos de esa mujer, que no quiere que sea detenida por dar su hijo en adopción si ya había decidido abandonarlo y que es una medida que todas las ONG, los servicios sociales y los países de nuestro entorno avalan, resulta que lo itentan tergiversar diciendo que es como un robo de niños, como utilizar a las mujeres de cobayas", se ha cuestionado.

Ayer, el propio PP confirmó a la Cadena SER esta información. Solo incluyó una matización: la paralización de la expulsión sería temporal. Que el blindaje no sería para toda la vida, sino que una vez terminado el proceso de adopción, la mujer podría ser devuelta a su país como cualquier inmigrante irregular. Además, los populares explicaron a la SER que la ley del PP quería darle facilidades a aquellas inmigrantes sin papeles que, por razones económicas, sociales, emocionales o en una situación de vulnerabilidad, quisieran dar a su recién nacido, podrían hacerlo sin temor a ser expulsadas con las mismas garantías que una española o una inmigrante regular.

¿Fake news o posverdad?

A lo largo de esta jornada, no ha quedado muy claro que todos en el PP pensasen que esto es un tergiversación tal y como asegura Pablo Casado. Este miércoles varias voces en el partido secundaban la idea. "Me parece acertado que se pueda facilitar o que se pueda evitar en que muchas ocasiones, por miedo de una persona a entrar en un hospital, encontremos bebés en vertederos. Esta medida, bien explicada y bien entendida, como yo la entiendo, me parece buena. Quiero evitar encontrar a un niño en un vertedero", ha asegurado la alcaldesa de Santander, Gema Igual.

"Para evitar esos casos, independientemente de la nacionalidad de la madre, cuando decidan entregar el niño en adopción en cualquier institución pública, esa institución decide no informar de que esa persona está en situación irregular, tal y como exige la actual ley de extranjería", ha explicado Casado de nuevo esta tarde.

Según Casado, el problema es que ahora algunas Comunidades delatan, por así decirlo, a aquellas madres que quieran dar a su hijo en adopción.

¿Hay algún sitio en el que pase eso? ¿Hay alguna comunidad en la que no sean confidenciales los datos?

No. Eso es una posverdad. La protección de estas mujeres inmigrantes en situación irregular está garantizada en todas las Comunidades Autónomas. Y también es falso que la ley de Extranjería obligue al servicio de Protección del Menor, que es el que gestiona las adopciones, a dar parte a la policía de que la madre no tiene papeles. Todos sus datos y fundamentalmente los del recién nacido son absolutamente confidenciales. Son datos protegidos, con el máximo umbral de protección ya que hay menores de por medio y son bases de datos que no se pueden trasvasar.

Es más, aquella persona que haga un uso indebido de ellos estaría vulnerando la Ley de Protección de Datos y cometiendo un delito, según confirman fuentes del ministerio de Interior, del ministerio de Sanidad y Servicios Sociales. También lo confirma así el presidente de la Coordinadora de Asociaciones de Adopción y Acogimiento. "Aquí intervienen siempre los servicios sociales y los servicios de protección. Son ambos servicios públicos que tienen la obligación de salvaguardar toda la información que gestionan en ese momento. Información sobre el menor, sobre la madre, sobre el contexto o sobre los familiares que la madre pueda tener", dice Benedicto García, que asegura no entender a qué viene lo de Casado.

Además, las autoridades deben preservar, en secreto, toda la información sobre el proceso de adopción durante 50 años, según la reforma de la ley de 2015, para garantizar que el hijo adoptado cuando sea adulto pueda conocer sus orígenes y buscar si lo desea a su madre biológica. Hay otro dato que debemos recordar. Estar en una situación irregular no es ningún delito, es una falta administrativa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?