Últimas noticias Hemeroteca

Sánchez aprueba un plan para emplear a 541.000 parados de larga duración

Este plan del Gobierno tendrá una inversión de 1.313 millones de euros en tres años

Valerio responde a los sindicatos: "Mejor los brindis al sol que los lunes al sol" / ATLAS

El Gobierno ha aprobado este viernes un plan trienal para reincorporar al mercado de trabajo a 541.000 desempleados de larga duración, con una inversión de 1.313 millones de euros.

Según ha explicado la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, el objetivo de este plan trienal (2019-2021) es reducir el número de parados de larga duración a un millón de personas (frente al 1,5 millones de finales de 2018) y dejar así la tasa de paro de este colectivo en el 4,3% (frente al 6,8 % actual).

Para ello, el plan destinará 363 millones este año, 447 millones en 2020 y 502,8 millones en 2021, cuantías a las que se sumarán otros 2.687 millones de euros consignados en medidas ya aprobadas como la ampliación del subsidio para mayores de 52 años y la cotización de los cuidadores no profesionales.

El Ministerio de Trabajo quiere atender a 600.000 personas y contempla actuaciones para incrementar su empleabilidad para conseguir su integración y sobre las que desplegará acciones preventivas para que ese desempleo no se convierta en larga duración.

Además, Trabajo ha detectado que, dentro de los parados de larga duración, hay más dificultades entre las mujeres, en el medio rural, en las personas con capacidades diferentes y en los mayores de 45 años.

Por ello el plan trabajará en clave de género, de reto demográfico y de transición ecológica, potenciando competencias profesionales y tecnológicas, y en términos de cohesión social e igualdad de oportunidades.

El plan quiere reducir a la mitad la brecha de género entre hombres y mujeres (del 11,6% actual hasta el 5,3%) lo que supondría recortar el paro de larga duración en 259.700 mujeres y 162.800 hombres. Asimismo intensificará el descenso en el paro de muy larga duración (más de dos años), con una rebaja del 12% y 361.819 desempleados menos.

La ministra Magdalena Valerio ha explicado que el paro de larga duración influye de manera negativa en los desempleados ya que, al estar inactivos durante mucho tiempo, "pierden su capacidad profesional y su empleabilidad se va reduciendo, se mina su autoestima y transitan la senda que les lleva a la pobreza, la exclusión social y la desigualdad".

La ministra ha recordado que el plan cuenta con seis ejes de actuación (orientación, formación, oportunidad de empleo, igualdad, emprendimiento y mejora del marco institucional) que están vinculados a los planes anuales de empleo que desarrollan las comunidades autónomas.

Entre las 63 medidas que contempla el plan, la ministra ha destacado la figura del orientador de referencia fundamental para que se cree "confianza" y que utilizará los 3.000 efectivos que ya contempla el plan de empleo joven para hacer también prospección en base a las habilidades del trabajador para encontrar una salida laboral.

También ha querido destacar las bonificaciones a la contratación de parados de larga duración, de 1.500 euros anuales para mujeres y 1.300 para hombres, así como "un plus del 5%" a las empresas que incorporen personas con más de un año en el paro hasta alcanzar el 10% de su plantilla.

LAS DUDAS DE LOS SINDICATOS

Los sindicatos UGT y CCOO han trasladado sus dudas sobre la eficacia de algunos puntos del plan de parados durante más de año aprobado en Consejo de Ministros, como son la dotación presupuestaria o que una parte "importante" de las medidas no son vinculantes, sino recomendaciones.

En un comunicado conjunto, los sindicatos han explicado este viernes que la ejecución y aplicación de las medidas dependerá del "compromiso y el buen hacer" de las comunidades autónomas y de las administraciones públicas, lo cual no garantiza la igualdad de trato y de oportunidades a los desempleados de larga duración independientemente del lugar de residencia.

Otro problema que acarrea el plan, según los sindicatos, es que la dotación presupuestaria se deriva de la asignación de los fondos ya establecidos en los actuales Programas de las Políticas Activas de Empleo, lo que no asegura la disposición de medios específicos para las actuaciones del plan, por lo que han planteado la necesidad de realizar la reserva de crédito que garantice los recursos.

Los sindicatos han explicado que, mientras que el plan hace referencia a la nueva formulación de la protección asistencial por desempleo como una realidad, se encuadra en el actual marco normativo de protección por desempleo, provisional y aún pendiente de reforma comprometida en el real decreto ley del 28 de diciembre.

Han criticado, además, que buena parte del plan contiene medidas destinadas a luchar contra la precariedad del mercado laboral, lo que conlleva que "solo se puedan abordar a través de una reforma laboral".

Los sindicatos han lamentado la "precipitación" con la que se ha elaborado este plan, que con "una mayor implicación de los interlocutores sociales (sindicatos y patronal) en la elaboración del plan hubiera podido resolver desde su inicio los problemas señalados".

No obstante Magdalena Valerio ha asegurado en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que los agentes sociales han colaborado en el diseño del plan, si bien ha matizado que no es una medida estática y que podrán realizar aportaciones durante su implementación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?