Últimas noticias Hemeroteca

El FMI revisa a la baja el crecimiento mundial y el de España

La organización prevé que la economía española crezca un 2,1% este año, una décima menos de lo que pronosticaba en enero

Christine Lagarde, Directora Gerente del FMI, dando un discurso en Washington / ()

Las previsiones de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) recogen, en forma de ajustes a la baja, el aumento de la incertidumbre en la economía global de los últimos meses. Según el documento que ha presentado la organización este martes, factores como la escalada de tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, los problemas macroeconómicos de Argentina y Turquía o las distorsiones del mercado automovilístico en Alemania le llevan a concluir que la economía mundial crecerá en 2019 un 3,3% (dos décimas menos que lo que calculaba en enero), aunque en 2020 se recuperará hasta el 3,6% (manteniendo la previsión que había formulado hace tres meses). Todo, porque se espera que en la segunda mitad de este año haya elementos en juego como los efectos de las políticas de estímulo que ya se están poniendo en marcha en China o una mejora en la situación de Argentina y Turquía que devuelvan al crecimiento a la senda ascendente.

El FMI rebaja también levemente la previsión de España para este año, una décima, y la deja por tanto en el 2,1%, y mantiene sin cambios la previsión de hace tres meses para 2020, en el 1,9%. Sobre España, el informe de previsiones mundiales sólo lleva una recomendación expresa: “reducir la dualidad del mercado laboral [las diferencias entre contratados indefinidos y temporales] contribuiría a la creación de empleo y a incentivar la inversión privada”. Una recomendación en la línea de las que suele hacer el FMI, siempre partidario de aproximar las condiciones de los actuales indefinidos a las de los temporales.

Riesgos en el horizonte

La revisión de las perspectivas de España, en todo caso, es menos mala que la que el FMI dedica a otras economías fuertes de la Zona Euro: las previsiones de Alemania se rebajan un -0,5% para este año y un -0,2% para el que viene (se quedan así en el 0,8% y el 1,4%, respectivamente); las de Francia empeoran en dos décimas para cada uno de los dos años (la nueva previsión es de 1,3% para 2019 y 1,4% para 2020), y en el caso de Italia la bajada estimada en 2019 es de medio punto, hasta el 0,1%, mientras que se mantiene como hace tres meses la previsión de 2020, en el 0,9%. La Zona Euro en su conjunto ve sus proyecciones reducidas en tres décimas para este año y dos para el que viene, hasta el 1,3% y 1,5% respectivamente.

El FMI advierte que la recuperación del ritmo económico global que prevé para 2020 dependerá de que no se materialicen los múltiples riesgos que amenazan la estabilidad mundial; entre ellos, enumera el recrudecimiento de las disputas comerciales, un crecimiento más bajo de lo esperado en China o el impacto de un eventual Brexit.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?