Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Millones de torrijas para todos los gustos

Este dulce salió de los conventos y palacios en el siglo XV

Se preparan en casas y obradores de toda España, pero solo en las 600 pastelerías de la Comunidad de Madrid se venderán esta Semana Santa casi de 3,7 millones de torrijas, un incremento del 2 por ciento respecto a 2018, según estimación de la Asociación de Empresarios Artesanos de Pastelería de Madrid.

Aunque en los últimos años están cobrando protagonismo otros dulces propios de estas fechas como los pestiños (estos también de gran tradición) o las monas de Pascua, el dulce por excelenciade la Semana Santa madrileña es la torrija, que salió de los exclusivos fogones de conventos y palacios del siglo XV para introducirse en los hogares de todos los madrileños.

Se aprovechaban y se reconvertían así los restos de pan que había por casa en un delicioso postre casero. Actualmente, a las tradicionales humedecidas en leche o vino se han sumado otras variedades que convierten a la torrija en un postre con muchas posibilidades. De esta forma se pueden encontrar ya torrijas rellenas o cubiertas de diversas mermeladas, cremas o chocolates.

Torrijas creativas

La pastelería madrileña Nunos ha creado para esta Semana Santa la línea Bendito pan, bendito vino, una colección de torrijas basada en vinos con la que ha querido reinventar la tradición más pura de la Semana Santa.

El maestro pastelero de Nunos, José Fernández, quería resaltar el lado más sacro de este postre devolviendo a la torrija sus orígenes más virtuosos y reverentes. "Dice la historia que las torrijas se consumen en Semana Santa porque simbolizan en el cristianismo el pan, el cuerpo de Cristo y el vino, la sangre", ha explicado Fernández.

Para su elaboración ha utilizado distintos vinos reserva de Rioja, blancos de Albariño, Pedro Ximénez, Vermut o Champán. Siempre utilizando "ingredientes de máxima calidad", como chocolates Valrhona, vainilla cultivada en la isla Bourbon de Madagascar o frutas frescas.

Para los más pequeños cuentan con una versión infantil de Quina y galletas, aunque Fernández recuerda que al freír la torrija se evapora el alcohol, por lo tanto cualquiera de ellas sería apta para el público infantil.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?