Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

España es el segundo país europeo con más becarios: dos de cada diez tiene más de 30 años

En total hay casi 85.000 jóvenes cotizando con esta fórmula a la Seguridad Social, según datos recopilados por CCOO

Eslovenia es el único país europeo que supera a España en número de becarios titulados, una figura a medio camino entre el mundo académico y el laboral de la que en ocasiones se abusa: siete de cada diez asegura que recibe una remuneración que no cubre ni sus gastos básicos. En total hay casi 85.000 jóvenes cotizando con esta fórmula a la Seguridad Social, según datos recopilados por Comisiones Obreras. A estos hay que sumar varios miles más que no cotizan porque no cobran por sus prácticas. 

España no sólo está a la cabeza de la UE en cantidad  de becarios también es el país que peor los trata. La OCDE lo puso en evidencia en un informe de 2015 y la situación no ha mejorado desde entonces. El 70% no puede vivir de su beca y sólo uno de cada tres acaba consiguiendo un contrato en la empresa en la que ha hecho prácticas. Además, en algunos casos lo que iba a ser una etapa de formación temporal se acaba alargando más de la cuenta: dos de cada diez becarios tiene más de 30 años. "Alrededor de la figura del becario en España falta regulación y falta clarificación", explica Manuel Ramos, presidente del Consejo de la Juventud de España."¿Qué ocurre sin esa regulación clara? que esta figura se convierte en un coladero para sustituir puestos de trabajo con mano de obra, sino gratuita, muy barata. En ese sentido lo que ocurre con la figura del becario es que es una herramienta de precarización más".

Ramos alerta de que las consecuencias de la precariedad, como alertó el Consejo en un informe sobre juventud y pobreza,  impiden a los jóvenes desarrollar un proyecto vital propio e independizarse y que sus consecuencias se extienden mucho más allá de la juventud: "Lo que es en principio una figura para terminar la etapa formativa o como breve transición entre esa etapa y el empleo empieza a extenderse en el tiempo hasta que nos encontramos con personas que han finalizado sus estudios hace seis, siete o incluso diez años y todavía mantengan esta figura en su empresa como becarios.  Si no hay nadie que las regule, las acote, las defina y las dignifique simplemente empiezan a dilatarse en el tiempo y se perpetúa hasta que ya empezamos a ver que actualmente entre 30 y 37 años hay una tasa de pobreza del 15%"

El Consejo de la Juventud  pide al Gobierno un estatuto del becario que clarifique su situación y aplauden la obligación de cotizar por todas las prácticas aunque la medida, aprobada en enero, sigue pendiente del desarrollo reglamentario y todavía no se aplica. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?