Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Chicote, tras investigar la comida en los centros públicos de educación especial: "¡Me tiemblan las rodillas!"

Al más puro estilo Jordi Évole, el cocinero ha puesto contra las cuerdas al delegado de la Xunta en Coruña

Alberto Chicote, en la Fundación Bobath. /

Menús escasos, poco saludables y mal planificados que, además, a menudo se adaptan (cambiando su textura) de forma muy torticera. Todo con escasez de personal —algo imprescindible para ofrecer una atención personalizada— y dándole poco tiempo para comer a quienes, por su discapacidad, tienen un alto riesgo de atragantamiento. Todo eso ha puesto sobre la mesa Alberto Chicote en el estreno de la segunda temporada de ¿Te lo vas a comer?, dedicado a la alimentación en los centros públicos de educación especial.

El cocinero se ha reunido con padres de distintas zonas de España afectados por esta situación, pero a pesar de haberlo solicitado en 11 comunicades autónomas distintas, no ha conseguido entrar en ningún centro público para examinar de cerca el problema. El momento cumbre del programa, de todas formas, es la entrevista al delegado de la Xunta de Galicia en A Coruña, quien además de negar la mayor de forma inverosímil, sonríe de forma inexplicable ante el testimonio de los padres y trabajadores grabados por el equipo del programa de La Sexta.

Un trabajo con el que Alberto Chicote, célebre por sus broncas a cocineros en programas como Top Chef o Pesadilla en la cocina, confirma su evolución hacia un abordamiento de las cuestiones alimentarias más social y periodístico. Un tono que, de hecho, recuerda al que, durante años, Jordi Évole ha practicado en Salvados.

Cuando se empezó a emitir 'Pesadilla en la cocina', en 2012, mucha gente dijo en Twitter cosas del tipo "Chicote for president" o que alguien debería hacer eso mismo en el Congreso de los Diputados. Siete años después, empiezas a entrar en despachos políticos...

Lo que procuro es atender unas denuncias o unas quejas y buscar quiénes son los máximos responsables. En algunos casos son políticos y, si hay que tocar ahí, se toca y se pregunta. Estamos hablando de casos en los que muchos de los denunciantes solo reciben silencio por parte de los máximos responsables. Yo creo que no corresponde.

¿La idea del programa nace tras alguna mala experiencia personal?

¡No, no! Al director de La Sexta, Mario López, se le ocurrió hacer un programa de investigación centrado en la alimentación. Me llamó, se puso en contacto con Cuarzo, que es una productora que ya tiene experiencia en ese tema, y le dimos forma. La idea era tratar temas diversos dando espacio a las reclamaciones, pero mostrando también ejemplos de quien hace las cosas bien. Porque hay quien se queja de un servicio y hay quien lo disfruta. A partir de ahí, buscar a los responsables, y hacer preguntas...

Antes de embarcarte en este proyecto, ¿te imaginabas que la situación en los comedores escolares u hospitalarios estaba así, o eres el primer sorprendido?

A ver, hay espacios en los que uno tiene algo más de cercanía. Si hablamos de hospitales, todos tenemos a algún familiar, amigo o conocido que ha pasado por la experiencia de un ingreso. Sin embargo, en mi círculo no tengo a ningún niño que acuda a un centro de educación especial. Uno piensa que, con nuestros impuestos, las comunidades autónomas están pendientes de resolver esto de la mejor manera posible porque estamos hablando, ojo, de uno de los colectivos más indefensos y desvalidos. Pero cuando te pones a grabar y te zambulles en el tema, poniéndote en los zapatos de la persona que está delante, te das cuenta de cómo están las cosas...

En Twitter hay quien se ha quejado de que, al mostrar la bondades de un centro concertado, insinuabais que este modelo es preferible al público...

En la Fundación Bobath, efectivamente, llevan a cabo un trabajo fantástico. ¡Pero es que antes habíamos pedido que nos enseñasen un colegio público de educación especial en 11 comunidades autónomas diferentes! El que ellos quisieran y en las condiciones que desearan. ¡Solo pretendíamos mostrar un referente público! Y todas se negaron... ¡A mí me tiemblan las rodillas!

El programa se ha emitido en un muy buen momento: a solo 11 días de las elecciones autonómicas... ¿Esperas que los candidatos se pronuncien durante la campaña?

Lo único que espero es que alguien mejore la situación. Nuestro objetivo es darle voz a quien hasta ahora no la ha tenido y, evidentemente, buscar un cambio. Espero que dentro de bien poco alguien diga: 'Oye, esto tiene que cambiar'. Porque no puede ser. Y no vale con un comentario en Twitter...

Tu tono en '¿Te lo vas a comer?' recuerda al de Jordi Évole. ¿'Salvados' ha sido una inspiración?

No hemos hablado, pero le tengo mucha admiración y siempre tengo presente su forma de hacer las cosas. Me gusta que no se calle y que pregunte sin tapujos. También es mi manera de entender el programa. De algún modo, cuando estás hablando de un tema con los máximos responsables, no solo le estás dando voz a quien ha presentado la queja, sino también a todos los espectadores que, durante la emisión, querrían hacer alguna pregunta. Siempre intento pensar qué querrían saber esas personas o qué preguntaría yo mismo como espectador. La mayoría de las veces, claro, las respuestas son muy peregrinas...

Tras los centros de educación especial, ¿qué va a ser lo siguiente?

La semana que viene entramos en los cuarteles y conseguimos hablar con el máximo responsable de alimentación en el Ejército de Tierra. Es un programa diferente, pero tratándose de un ámbito tan cerrado... Hablar mal del ejército no está muy bien visto, ¿sabes? También le dedicaremos un programa a las residencias universitarias, a las alimentación de personas mayores —tanto en residencias como a domicilio—, a los colegios, al fraude de la almeja en Galicia...

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?