Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Nueve países votan este 26M con cuotas para asegurar la presencia de mujeres

España tiene un sistema que asegura un mínimo del 40% en las listas

VIENNA, AUSTRIA - MAY 19: People walk past election campaign posters of the NEOS party during the "One Europe For All" march on May 19, 2019 in Vienna, Austria. Thousands of people are marching in similar events in cities across Europe today to voice their opposition against right-wing nationalism and populism ahead of European parliamentary elections scheduled for May 23-26. / ()

En las elecciones al parlamento europeo de finales de mayo, 9 países de la Unión tendrán un sistema de cuota mínima de mujeres en sus listas. España es uno de esos países que apuesta por un sistema que acabe con la tradicional marginación de esa mitad de la sociedad en las urnas.

Las mujeres son el 51% de la ciudadanía de la Unión. Pero si las buscamos en el Parlamento europeo, sólo tienen el 36% de los escaños. Ya no se puede decir que es por falta de preparación, como explica la investigadora y ensayista Olivia Muñoz Rojas. "No es un problema de preparación de las mujeres sino de inercia social. Es decir, los partidos y una parte de la sociedad no ven a las mujeres como candidatas tan idoneas como sus colegas varones", dice a La SER.

En nueve países de la Unión se han impuesto sistemas que garanticen su presencia mediante cuotas mínimas o listas cremallera. Puede ser una exigencia más bien pobre, como en Rumanía, donde se pide que al menos una persona de la lista sea mujer. O un sistema más elaborado como el español: mínimo 40% de la lista, y mínimo 40% de cada tanda de cinco puesto, para evitar que las mujeres sean relegadas a puestos en los que finalmente no salen.

El sistema no gusta a todo el mundo. No hay muchas alternativas posibles para asegurarse que la mujer no quede marginada. En algunos casos se han ensayado otra forma de apoyo: "como alternativa a las cuotas, se puede aportar financiación pública a candidaturas de mujeres". Se ha hecho en algunos países y mejor el resultado, "pero de candidatas indepeendientes; no necesariamente de las mujeres en el seno de los partidos que ya existen".

En todo caso el sistema de cuotas es un sistema transitorio, que debería desaparecer el día en que no sea el sexo de la persona el que determine su mejor o peor posibilidad de estar en una lista para que pueda votar la ciudadanía.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?