Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 19 de Julio de 2019

Otras localidades

Pochettino y la idea futbolística del espíritu de Juanito

El entrenador hispano - argentino afronta su mayor cita tras una temporada que ocurra lo que ocurra en la final, pasará a la historia

Pochettino celebra con sus jugadores el pase a la final de la Champions en el Johan Cruyff Arena /

En esta final madrileña, la primera en España desde 2010, muchos echamos en falta más condimento nacional. Tras una época gloriosa de Barcelona y sobre todo Real Madrid en Europa, el año que nos toca disfrutarla en casa nos queda agarrarnos a poco más que la presencia de Fernando Llorente. Sin embargo, la inimitable escenografía de Anfield y su “You’ll never walk alone”, sumado a la época Spanish del Liverpool de hace no tanto, empuja a que dentro de nuestras fronteras haya una gran afición por el club del condado de Merseyside. Por otro lado tenemos a Fernando Llorente, uno de los mejores delanteros de nuestro fútbol en los últimos años. Y por último, al mejor entrenador español de la actualidad no nacido en nuestro país, Mauricio Pochettino.

Pochettino creció futbolísticamente aquí bajo la influencia del espíritu de Juanito que un buen día le transmitió José Antonio Camacho, como contaba el pasado jueves en El Larguero. Quizá fue aquí donde aprendió que hasta el rabo todo es toro y hasta el pitido final hay posibilidades. Tan tópico como cierto, como ha demostrado su equipo esta temporada, estando herido de gravedad contra el Manchester City o el Ajax, pero nunca muerto. Tocado, pero no hundido. No sabemos si sería aquí donde aprendió la prácticamente antinatural calma con la que pidió tranquilidad a sus jugadores en el minuto 91 del partido contra el Ajax que les dejaba fuera de la final.

El argentino, que adquirió caché en Inglaterra a base de apostar en el Southampton por la materia prima –los Lallana, Shaw, Lambert-, se ha confirmado como uno de los mejores entrenadores del panorama actual en sus cinco temporadas en el Tottenham, metiendo a su equipo en Champions en todas ellas menos la primera.

Y todo esto, que no es poco, en un club cuya prioridad económica ha sido la finalización de la ciudad deportiva y del nuevo estadio -felizmente culminada esta temporada- y no el gasto en fichajes. Por ello lo que le ofrecían a Pochettino en el mercado no le era suficiente y el Tottenham no adquirió a ningún jugador en las dos últimas ventanas de fichajes. Con ello y con bajas tan significativas como la de “el Messi del Tottenham”, como él califica a su delantero Harry Kane, se cargó al que para él es el mejor equipo de Inglaterra “sin duda” y después superó al Ajax en una eliminatoria que a falta de 45 minutos marchaba 3-0 en su contra. Suponemos que en aquel descanso en Ámsterdam tiraría de tranquilidad. Lo que sí sabemos es que no hizo una gran revolución, solo un cambio, Fernando Llorente, clave para crear los espacios que aprovechó con un rendimiento maradoniano Lucas Moura.

Y así se plantó en la final el entrenador español -como él se declara por su formación-, así hizo del Tottenham un equipo respetado y temido en la Premier y revolucionó Europa poniendo al equipo donde ni el más devoto hincha esperaba. Está en la final, a un paso, donde todo puede ocurrir y donde la única certeza es que nadie abandonará el Wanda Metropolitano ni apagará la televisión hasta escuchar los tres pitidos finales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?