Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 21 de Julio de 2019

Otras localidades

A prisión un soldado por intentar meter un kilo de cocaína en un avión militar

Fue sorprendido con un kilo de cocaína cuando iba a subirse a un avión militar en Torrejón de Ardoz

Un tribunal militar territorial le ha condenado a cuatro años de prisión y multa de 8.000 euros

()

Un cabo primero del Ejército del Aire ha sido condenado a cuatro años de cárcel tras ser cazado intentando subir a un avión militar de la base de Torrejón de Ardoz con un kilo de cocaína pegado al cuerpo. El acusado, que ha reconocido los hechos, también es suspendido de empleo y sueldo mientras cumpla condena y tendrá que pagar una multa de 8.000 euros.

Los hechos ocurrieron en la base aérea de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz en octubre de 2017. El acusado, cabo del Ejército del Aire, se disponía a subir a un avión con destino a la base de Gando, en Las Palmas, cuando disparó las alarmas del arco de seguridad: él mismo reconoció en ese instante que el paquete que llevaba pegado al cuerpo contenía un kilo de cocaína.

El Tribunal Militar Territorial de Madrid, en una sentencia de la que ha sido ponente Lorenzo Marroig y a la que ha tenido acceso la Cadena SER, sella el acuerdo alcanzado entre la Fiscalía y el acusado: cuatro años de prisión y multa de 8.000 euros por un delito militar contra la eficacia del servicio en relación con otro de tráfico de drogas. También se le suspende de empleo durante el tiempo de condena.

Por 4.000 euros

El acusado, una vez arrestado, contó todo a la jueza que se hizo cargo del caso. Una mujer a la que conoció con el sobrenombre de "colombiana" le había dado la droga un día antes en el centro de Madrid, y su misión era llevarlo en la estafeta militar hasta Las Palmas y allí entregarlo a otra persona a cambio de 4.000 euros. Explicó que "era la primera vez que realizaba" esta operación, y que lo hizo a propuesta de "un amigo".

Base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid / Ministerio de Defensa

En la sentencia, el Tribunal se limita a aceptar los hechos previamente aceptados por las partes: "No cabe duda de que son constitutivos de un delito contra la eficacia en el servicio", explican, aplicándole una atenuante de confesión por haber explicado desde el principio ante la Justicia que llevaba cocaína y que iba a entregarla a otra persona en Las Palmas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?