Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

Sáhara Occidental, un desierto para el periodismo

La antigua provincia española se ha convertido en un agujero negro para la información y una zona peligrosa para los periodistas, según refleja la sección española de Reporteros Sin Fronteras en el primer informe sobre la libertad de prensa en el territorio ocupado por Marruecos.

El periodista Ahmed Ettanji, integrante de "Équipe Média", junto a la periodista de RSF Edith R. Cachera, durante la rueda de prensa ofrecida hoy en Madrid. Junto a ellos, el presidente de RSF España, Alfonso Armada y Pablo de Dalmases. / ()

Es la primera vez que la organización internacional dedica un informe completo a la situación en el Sáhara Occidental, territorio considerado como "la última colonia de África". Desde que España abandonó lo que era una provincia más en la España franquista, se ha convertido en un conflicto olvidado en los medios de comunicación occidentales.

Resumen de "Sáhara Occidental, un desierto para el periodismo", un informe de Reporteros Sin Fronteras

Alfonso Armada, presidente de la sección de RSF en España, recuerda que el papel de la organización es defender la libertad de prensa en cualquier país, al margen de cuál sea su forma de gobierno, y en el caso del Sáhara, se trata de cumplir con una obligación moral: "Hay que contar lo que no se está contando, hay un auténtico desierto informativo. Lo de 'agujero negro' es un término demasiado usado, pero aquí es evidente. Ni sale ni entra información, no se puede saber qué está pasando en los territorios ocupados".

Las razones para ese apagón informativo hay que buscarlas, por un lado, en las dificultades para que entren periodistas de fuera, algo que es responsabilidad de Marruecos, según Edith Cachera, periodista y autora del informe: "En los territorios ocupados manda Rabat, es su responsabilidad. Marruecos deporta de manera casi sistemática: periodista que entra, periodista que es expulsado", comenta antes de resumir la situación por la que pasa el territorio con un concluyente "no está en guerra, pero no está en paz".

Tampoco la opción de que informen los propios profesionales locales parece viable, según comenta Ahmed Ettanji, fundardor del colectivo de periodistas del Sáhara Occidental Equipe Média: "Somos objetivo permanente de la represion, cualquier saharaui que intente informar de la situación es víctima de torturas, de malos tratos, o de privación arbitraria de la libertad". Ejercer el periodismo en los territorios ocupados es, según el informe, "un acto de heroísmo".

Reporteros Sin Fronteras considera que la información sobre el Sáhara que se maneja en el territorio sigue la línea oficialista de de los medios marroquíes, mientras que en los campamentos de refugiados del Frente Polisario tiene carácter propagandístico. Por ello pide al gobierno de Marruecos que respete los derechos fundamentales en el Sáhara Occidental, entre ellos la libertad de expresión e información, para garantizar a los ciudadanos el acceso a una información plural y veraz.

En el texto se destaca que las pocas veces que los medios de comunicación occidentales tocan el tema, lo hacen centrándose en los aspectos humanitarios, cuando el del Sáhara Occidental es un conflicto político en el que España, que abandonó el territorio en 1976, debe asumir su responsabilidad histórica, tal como hizo Portugal con Timor Oriental.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?