Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 20 de Julio de 2019

Otras localidades

Ordenan investigar nuevos indicios de tortura a un interno de CIE de Aluche

En el auto, al que ha tenido acceso la SER, se detalla que el 27 de abril un interno fue golpeado en la cabeza por un policía y la dirección del centro no lo comunicó

La jueza de vigilancia y control de este polémico centro no pudo tomar declaración al interno porque lo expulsaron a primera hora del mismo día que ella iba a visitar el centro

Imagen de archivo del CIE de Aluche (Madrid) /

Una jueza de Madrid aprecia indicios de un nuevo caso de tortura en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche. Es el segundo auto en las últimas semanas que cita ese posible delito de tortura en el polémico CIE de la capital pero en esta ocasión hay incluso parte médico de lesiones.

La titular del juzgado de instrucción número 19 de Madrid, en labores de vigilancia y control del CIE, manifiesta de manera contundente en este auto, al que ha tenido acceso la SER, que “en el CIE de Madrid no se cumple el deber legal de velar por el respeto a la integridad física y salud de las personas internas, sin que puedan ser sometidas a tratos degradantes” y detalla los indicios de que el interno fue agredido con un objeto contundente en la cabeza, por un agente de policía no identificado, la noche del 27 de abril cuando esta persona estaba en uno de los dormitorios. Al ser unos hechos constitutivos de un posible delito de tortura acuerda remitir el caso al Juzgado decano de Madrid que se investigue.

Además, destaca que la dirección del centro omitiera comunicar al juzgado estos hechos tan graves, de los que “tenía conocimiento tanto el servicio médico del CIE como Cruz Roja”. La jueza tampoco pudo escuchar a ese interno porque lo expulsaron a primera hora del 30 de abril, justo antes de que ella visitara el centro esa misma mañana.

Esa visita se produjo a instancias de la Plataforma CIES NO, de las distintas organizaciones que la integran y suelen acceder al CIE de Aluche, después de otros hechos acontecidos el 18 de abril en los que los policías nacionales sacaron a los internos al patio bajo una fuerte lluvia y fueron cacheados “en clara actitud intimidatoria”, por lo que pidió a finales de mayo que se investigaran esos hechos como posibles constitutivos de un delito de torturas.

En la mañana del 30 de abril, en la visita de la jueza, esta se encuentra con una trabajadora de Cruz Roja fue esta quien le manifiesta que un interno asegura haber sido agredido por un policía con un objeto contundente en la cabeza el 27 de abril y requirió asistencia médica.

El parte médico, recibido por el juzgado después de la visita, acredita esa contusión frontal que le deja herida "en la región hemifrontal izquierda" lo que según la descripción de la jueza evidencia que de nuevo se constata que el CIE de Madrid "no cumple con el deber legar de protección de los internos". Ni le remitieron el informe médico y tampoco la jueza pudo escuchar a ese interno porque la policía lo expulsó de España esa misma mañana, a primera hora, justo el día que la jueza iba a visitar el centro.

Este conjunto de ONGs presentó diversas quejas ante el Defensor del Pueblo, y fuentes de esta institución aseguran que en este último caso de presunto delito de tortura respondió a las organizaciones que al estar judicializado no podía actuar.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?